El 9 de enero de 2009 se cumplirán los cincuenta años de la catástrofe ocurrida en el pequeño pueblo de Ribadelago, cuando la presa que se estaba construyendo en la sierra, aguas arriba del río Tera, se rompió al hacer las pruebas de llenado, ocasionando la muerte de 144 personas.

La Diputación Provincial, el ayuntamiento de Galende y el municipio de Ribadelago han constituido hoy una comisión, en la que tendrán cabida todas las instituciones, para organizar los actos conmemorativos que permitan recordar aquella  tragedia.

“Se trata de la mayor catástrofe, tal como manifestaba el presidente de la Diputación, Fernando Martínez Maíllo, ocurrida en la historia reciente de la provincia, que ocasionó muchas muertes y mucho dolor, y generó una gran solidaridad por parte no sólo de la provincia, sino también del resto de la sociedad española. La Diputación, que entonces estaba encargada de los servicios sociosanitarios, cuenta con un gran fondo documental que permitirá completar la información sobre aquel suceso.”

El presidente explicó que esta conmemoración se llevará a cabo en colaboración con los vecinos y familias de la localidad en un acto de justicia y reconocimiento a aquellas personas. La comisión encargada de organizar los actos conmemorativos está ya en marcha y se ha solicitado a la Casa Real que presida el comité de honor.

Se pretende invitar a numerosas instituciones  y se han comenzado a exponer diversos proyectos, como el de levantar un monumento digno que incluya los nombres de los desaparecidos y las víctimas, según  explicó el alcalde de Galende y diputado provincial, Jesús Villasante: “un monumento sencillo  y que encaje con el lugar”.

Además se ha solicitado al Ministerio de Hacienda la cesión de un edificio en Ribadelago nuevo, que ya fue restaurado en su día por la Diputación,  para que albergue una exposición permanente con toda la documentación, recuerdos…etc, que permita mantener viva la memoria de aquella catástrofe. Se organizarán también actos culturales en los que se contará con importantes personalidades del mundo de la cultura y diversas actividades , aunque respetando el carácter serio del acontecimiento.

Previamente el presidente de la Diputación se reunió con el alcalde y la corporación municipal de Galende, y especialmente el alcalde pedáneo de Ribadelago, que expuso el sentimiento  de los familiares y vecinos hacia esta conmemoración.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.