La Guardia Civil de Benavente detuvo la pasada semana a ocho individuos, de nacionalidad rumana, a los que se les acusa de realizar varios hurtos en la provincia de Zamora, además de actuar también en la zona de Aragón. 
Inicialmente, los agentes dieron el alto al vehículo porque sus ocupantes viajaban sin cinturón de seguridad, pero después de comprobó que formaban parte de una banda dedicada al robo de joyas y dinero que había dado el último golpe ese mismo día en un pueblo de la provincia de Zamora.

Para evitar ser identificados provocaron un altercado
en la autovía A-52 insultando y agrediendo a los agentes de la Guardia Civil e invadiendo la carretera en una acción temeraria que obligó al resto de los conductores a hacer maniobras para evitar atropellarlos.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.