Este grupo fue sorprendido en un centro comercial con numerosos efectos cuando trataban de pasarlos por en las líneas de caja sin pagarlos, para lo que empleaban un carro de bebé especialmente preparado para burlar las alarmas. En el carro llevaban numerosas prendas de vestir y cosméticos, con un valor aproximado a los 1.000 euros.

Realizadas las indagaciones oportunas, se pudo determinar …

No hay comentarios