La investigación se remonta a 2010, cuando el propietario de una vivienda ubicada en una localidad de la comarca Odra-Pisuerga, denunció que habían accedido a su domicilio, saltando previamente un muro perimetral, y tras introducirse por una ventana habían sustraído una pantalla de 50 pulgadas y un decodificador de imagen.

Sin embargo, los resultados obtenidos de la inspección ocular, …

No hay comentarios