La regente de una consulta médica venía echando en falta pequeñas cantidades de dinero, entre 20 y 70 euros, tanto del interior de su cartera como de la caja registradora del establecimiento, y empezó a sospechar que las sustracciones se producían durante el receso que solía hacer a diario para tomar café en un bar próximo.

Por ese motivo decidió instalar una cámara oculta en el …

No hay comentarios