MADRID, 20 (EUROPA PRESS)   El temporal de frío y nieve que azota al noroeste de la Península provocaba esta tarde dificultades circulatorias en carreteras (en algunas de las cuales, de la red secundaria, se requería el uso de cadenas) de León, Salamanca, Zamora, Orense, Pontevedra y Burgos. Además, había cuatro puertos de montaña cerrados, también en la red secundaria, según datos de la DGT.

   Por su parte, ante la previsión de nevadas en la mitad norte peninsular, el Real Automóvil Club de España (RACE) activó su operativo especial para informar y ayudar a los conductores ante los mecánicas y la colocación de las cadenas.

   A lo largo de la jornada se han registrado complicaciones importantes en el noroeste peninsular, especialmente en Galicia, en alerta naranja (riesgo importante), donde el caos se ha extendido por las carreteras, la flota ha sido amarrada y cerca de 20.000 escolares no han podido acudir a clase.

CAOS CIRCULATORIO EN GALICIA

   Por la mañana, un tramo de 25 kilómetros de la Autopista del Atlántico tuvo que ser cortado al tráfico debido a una fuerte granizada y a la presencia de nieve en la carretera. La presencia de nieve también provocó que numerosos vehículos quedaran atrapados en carreteras gallegas, sobre todo en la provincia de Lugo, según indicó el servicio el 112 a Europa Press, algunos de ellos en la A-6.

   Además, seis carreteras de la red viaria de la provincia de Lugo y de Orense requieren cadenas para circular debido la presencia de nieve, mientras que numerosas vías del resto de Galicia presentan circulación condicionada por incidencias relacionadas con el temporal.

   Según el balance remitido por el 112, en la provincia de Orense hay nivel rojo con prohibición de circulación de camiones articulados y recomendación de uso de cadenas para turismos en dos carreteras. Por ejemplo, debido al temporal, una ambulancia no pudo acceder por la nieve al municipio orensano de Baños de Molgas.

   En Pontevedra, se recomienda circular con precaución en diversas carreteras de la red principal (A-52, N-120, N-640, N-541 y N-525) y de la red secundaria. Las carreteras de A Coruña también presentan dificultades por la nieve.

   En lo que a la costa se refiere, la práctica totalidad de la flota permaneció amarrada en el litoral gallego a excepción de algunos puertos de la provincia de Pontevedra como consecuencia de las malas condiciones en el mar que llevaron a Protección Civil a activar la alerta roja en la costa al prever olas de hasta ocho metros y viento en mar de fuerza ocho entre Fisterra-Sisargas y Ortegal-Bares.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.