Emilio Cabadas (Opinión)

Cuando parece que ya nada puede sorprenderme en política, aparece el Partido Socialista y consigue llevar la palabra “sorpresa” a otro nivel.

El pasado viernes 23 de noviembre, el diputado del PSOE, Jesús Cuadrado, acusó al PP de ser el responsable del retraso que sufren las autovías Benavente-Palencia y Benavente-Zamora. Cuadrado responsabilizó a los populares de esta situación durante una nueva comparecencia para hablar de los Presupuestos del Estado en la comarca. Estos presupuestos que han supuesto una merma de más de 15 millones de euros en la provincia de Zamora respecto de 2007. Por primera vez en la historia de la democracia un gobierno ha disminuido en 1.000 millones de euros las dotaciones económicas destinadas a las corporaciones locales. Ningún gobierno anterior, fuera del color político que fuera y se encontrará en la situación económica que se encontrará, había atentado de tal forma contra las garantías sociales de los ciudadanos.
Esta reducción “histórica” supondrá que el Ayuntamiento de Zamora, el de Benavente, el de Toro y los otros 245 municipios de la provincia recibirán por vez primera menos dinero para sus proyectos. Los ayuntamientos prestan los servicios básicos a los ciudadanos. Servicios que son la base del estado de bienestar y de las prestaciones sociales más elementales, como las guarderías o los comedores sociales.

Pero siguiendo el hilo de este post, debo decir que tanto la autovía Ruta de la Plata como la Benavente-Palencia son infraestructuras ideadas y promovidas por un gobierno del Partido Popular en Madrid. Cuando en 2004 el PSOE alcanzo el gobierno de España lo primero que hizo fue meter todos los proyectos iniciados por el PP en el cajón de los recuerdos.
Junto con los proyectos del PP, también descartaron sus propios proyectos e ideas. Aquellas 115 medidas contempladas en el tristemente “celebre” Plan del Oeste. Tampoco aquellas iniciativas se libraron de la quema. Las prioridades del PSOE estaban claras, y desafortunadamente para Castilla y León y para Ángel Villalba dichas prioridades no pasaban por nuestra región, lo cual termino con la credibilidad política del PSOE en Castilla y León y que desde entonces no ha logrado despegar.

Ahora ha llegado la renovación de la cúpula socialista en Castilla y León y la máxima está clara: “Borrón y cuenta nueva”. Nadie como Jesús Cuadrado para hacer borrón y olvidar lo dicho en el pasado. Solo así se entiende su memoria de “pez” en el retraso de la autovía Benavente-Zamora o del AVE, ese AVE que llegaría a Zamora en 2007. Pero no pasa nada, la culpa es del PP y no del gobierno, que es quien gestiona los presupuestos del estado. Ese mismo gobierno que hasta este año no había destinado ni un euro a el tramo de autovía sin finalizar entre Benavente y Zamora. ¿Es culpa del PP que el PSOE no haya destinado ni un euro a las infraestructuras de Zamora hasta 2008? Según el diputado Jesús Cuadrado los retrasos, la falta de financiación, el cambio climático y el asesinato de Kennedy son culpa del PP.

El socialista aprovechó también para pedirle al alcalde que «despierte», porque la ciudad está perdiendo más empleo que en otros puntos de la provincia.
Es cierto, Benavente tiene un 1% más de paro que el resto de la provincia. Pero también es igual de cierto, que durante 10 años el paro ha disminuido de forma continuada en Benavente y en el resto de la provincia de Zamora. Ahora la tendencia es a la inversa, Benavente, Zamora y España pierden más de 6.000 puestos de trabajo diarios. ¿Es casualidad que la perdida de puestos de trabajo siempre coincida con un gobierno socialista en Madrid? No. No es casualidad. Es consecuencia de la falta de previsión del ejecutivo de Zapatero y de un consejo de ministros que no ha sabido o no ha querido ver una crisis económica que empezaba a mostrar los primeros síntomas hace más de un año.
¿Mala suerte o falta de información? Ni lo uno ni lo otro. Mientras el Partido Popular avisaba públicamente de la crisis que se avecinaba, el Partido Socialista echaba balones fuera, anteponiendo sus intereses partidistas a los intereses de los españoles, que demandaban una política económica efectiva. Aunque en realidad hubiera bastado con una política económica de algún tipo, en lugar de cruzarse de brazos.

El socialista aprovechó también para pedirle al alcalde que no boicotee la Vía Verde. Otro ejemplo más del lema “Borrón y cuenta nueva” encabezado por el diputado Jesús Cuadrado quien da muestras de su falta de memoria y la volatilidad de la misma. Quizás el diputado socialista ha olvidado que él era miembro del equipo de gobierno en el ayuntamiento de Benavente cuando Felipe González decidió unilateralmente cerrar la vía férrea Ruta de la Plata sin que nadie intentará “boicotear” ni tan siquiera oponerse al cierre de la infraestructura ferroviaria. En aquella ocasión Cuadrado no salió de su despacho de concejal para unirse a la voz unisona del pueblo de Benavente en contra del cierre del tren.
Ahora y para seguir fiel a sus principios políticos, Cuadrado, consigue 350 mil euros, para iniciar la el levantamiento del antiguo trazado del ferrocarril. Lo que supondrá su entierro definitivo. Parece no enterarse que los ciudadanos reclamamos un nuevo ferrocarril vertebrador del oeste de España y que sirva de enlace con el vecino Portugal. Cuadrado puede guardar los 350 mil euros y en su lugar, puede sacar varios millones de euros necesarios para iniciar el desarrollo de una infraestructura vital para la supervivencia de Benavente en el panorama nacional del transporte.
Tal vez así se gane el respeto y la admiración de los Zamoranos, claro que para ello será necesario que haga algo más que venir por nuestra tierra una vez cada tres meses a criticar todo lo hecho por el Partido Popular y trayendo proyectos inútiles o totalmente desvirtuados de los verdaderos intereses de los Zamoranos.

No hay comentarios