CSI-F, en un comunicado recogido por Europa Press, ha incidido en que la Diputación de Palencia ya se sentó a negociar la devolución de esta parte proporcional "ante el sinsentido que sería obligar a todos los empleados pertenecientes a la misma a recurrir a la vía judicial y que la administración fuera condenada en costas".

Por eso, el sindicato ha vuelto a pedir a la Junta que se siente a negociar la devolución de la parte proporcional, "sin menoscabo de que se devuelva la paga integra sustraída si los tribunales lo deciden", para evitar, como ya sucede, que se la condene en costas judiciales que provocarían "graves tensiones" de caja para la Administración.

En concreto, ha asegurado que si la Junta de Castilla y León obliga a sus trabajadores (en torno a 89.000 empleados) a recurrir a la vía judicial, además de tener que pagar dicha parte proporcional, sería condenada en costas a una media de 600 euros más un 21 por ciento de IVA (unos 726 euros por fallo judicial). "Todo ello influiría muy negativamente en los fondos para el mantenimiento de los servicios públicos de la comunidad", ha insistido.

Por todo ello, reclama de nuevo que se siente a negociar y "demuestre que realmente valora a sus empleados públicos".

Además, CSI-F Castilla y León ha informado de que dará traslado a la Comunidad de la sentencia ganada por CSI-F Andalucía en la que se reconoce el derecho de recuperar la paga extra de diciembre de 2012 a todos los empleados pertenecientes al sector de Justicia y ha advertido de que "seguirá luchando" para que el resto de los empleados públicos recuperen la paga extra "sustraída" en el menor tiempo posible.

No hay comentarios