El presidente de Cuba, Raúl Castro, ha anunciado la reestructuración de algunos organismos de la Administración Central del Estado, que contempla la remoción de varias figuras importantes como el ministro de Asuntos Exteriores, Felipe Pérez Roque y el vicepresidente del Consejo de Estado, Carlos Lage Dávila.

Los cambios fueron anunciados mediante un Comunicado del Consejo de Estado leído en la televisión estatal, siendo estas las primeras modificaciones que hace Castro desde que llegó al poder en febrero de 2008, como parte del trabajo por el “constante perfeccionamiento” del sistema cubano.

La decisión de deponer “al compañero” Roque aparece en el quinto punto, y éste será sustituido por el actual viceministro primero, Bruno Rodríguez Parrilla. Asimismo, decidió “liberar” de su cargo como vicepresidente del Consejo de Ministros y Ministro de Economía y Planificación a José Luis Rodríguez. Este puesto será ocupado por Marino Murillo, quien hasta hoy fue titular del despacho de Comercio Interior.

Otra de las destituciones más sonadas fue la de Lage Dávila, cuyo cargo pasará ahora a manos del actual Jefe de la Secretaría del Ministro de las Fuerzas Armadas, José Amado Ricardo Guerra.

Estos cambios responden a la necesidad de tener una “estructura más compacta y funcional, con menor número de organismos de la administración central del Estado y una mejor distribución de las funciones que cumplen”, señala el comunicado que recuerda las palabras de Castro cuando asumió el poder el 24 de febrero de 2008.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.