La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, destacó hoy la consolidación del sector agrario en Castilla y León tras la inversión de más de 165 millones de euros a lo largo de 2008 en renovación de maquinaria agraria, un 8,55 por ciento más que en el ejercicio anterior. Clemente realizó estas declaraciones con motivo de la inauguración hoy en Valladolid de la primera edición de ‘Agraria’, un certamen que, bajo el lema ‘Cultiva oportunidades, cosecha beneficios’.   Se celebrará entre los días 11 y 14 de febrero y en el que se darán cita más de 200 empresas dedicadas a la fabricación y a la comercialización de todo tipo de equipos y materiales para el sector agropecuario.

   Según precisó la consejera, uno de los apartados más destacados en la primera edición de ‘Agraria’ está relacionado precisamente con la maquinaria, con un incremento del 8,55 por ciento el pasado año en inversión en renovación de maquinaria, “y eso demuestra que el sector agrario es un sector consolidado, un sector que, en tiempos de crisis económica como los que corren, demuestra la fortaleza que tiene en Castilla y León, y lo hace también de la mano del rigor y de la disciplina con los que los hombres y mujeres del campo de la Comunidad Autónoma gestionan los recursos económicos”.

   Silvia Clemente aprovechó este encuentro para avanzar la cifra de siembra en Castilla y León que, a fecha de 31 de enero, se situó en torno a las 1.900.000 hectáreas, un 16,5 por ciento menos que la superficie sembrada en 2008 “pero no tan alto como se había pensado en algún momento que podía suceder”. La consejera achacó esta circunstancia a la fluctuación de los precios que tiene que tener en cuenta el agricultor para decidir la producción que va a llevar a cabo.

   Dicho esto, aclaró que se trata de un “avance” por lo que no es un dato definitivo, que estará listo cuando finalicen las solicitudes de la Política Agraria Comunitaria (PAC). “Pero es un dato que anima a lo que significa el trabajo en el campo y al trabajo que estamos haciendo desde las administraciones públicas, desde el Gobierno regional intentando prestar todo el apoyo posible a que avance la actividad económica en la línea que hemos venido marcando”, precisó la consejera.

   En este punto, recordó que la inversión del Gobierno regional en el año 2009 irá dirigida “de una manera muy clara” al aumento de la productividad, a la construcción de nuevos regadíos y a la modernización de explotaciones agrarias, con cerca de 60 millones de euros para este último fin, además de a la innovación y al desarrollo tecnológico “como una de las partidas más destacadas”.

   “ACIERTO” EN LA PROGRAMACIÓN DE AGRARIA

   Silvia Clemente alabó también el “acierto” de la programación en la Feria de Valladolid del certamen ‘Agraria’, al que se refirió como “un lugar de encuentro de un sector económico clave en la Comunidad Autónoma” que, según recordó, da empleo entre el sector primario y el sector de transformación a cerca de 120.000 personas en Castilla y León, al mismo tiempo que fija población en el medio rural.

   “Es un acierto que en Valladolid se lleve a cabo una convocatoria de estas características, es una feria netamente dirigida al sector agrícola en la que además de encontrar maquinaria se va a hablar de agricultura, remolacha…”, continuó la consejera, que destacó también el trabajo conjunto para conseguir entre todos un sector realmente competitivo.

   A su juicio, la feria ‘Agraria’ va a permitir que el sector agrario de Castilla y León, que representa aproximadamente el 6,4 por ciento del PIB regional, el doble de la participación que en España, tenga un lugar en el que poder acercarse a todas las herramientas, conceptos o tesis “para conseguir la ansiada competitividad en la que trabajamos desde el sector y desde la Junta de Castilla y León”.

   En ‘Agraria’ tienen cabida cada una de las áreas vinculadas al sector primario, desde maquinaria de toda índole hasta los servicios para el desarrollo de la agricultura y la ganadería, con especial atención a los contenidos que inciden en aspectos como la modernización e innovaciones tecnológicas aplicadas a esos procesos.

   La superficie neta de exposición es de 12.000 metros cuadrados distribuidos en los cuatro pabellones cubiertos del recinto ferial de Valladolid.

   Las más de 200 compañías dedicadas a la fabricación y a la comercialización de maquinaria agropecuaria proceden de las comunidades autónomas de Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía, Aragón, País Vasco, Comunidad Valenciana, La Rioja, Madrid, Extremadura, Murcia y Navarra. Además, en la feria se presentan equipos de fabricación alemana, suiza, austriaca, sueca, belga, checa, brasileña, portuguesa, danesa, estadounidense, bielorrusa, japonesa, finlandesa, francesa, británica, holandesa, israelí o italiana.

   CONCURSO DE MÁQUINAS INNOVADORAS

   Además, la feria ha organizado un concurso de máquinas innovadoras con el que se pretende distinguir a aquellos equipos en los que se hayan introducido modificaciones respecto al modelo original que contribuyan a mejorar su diseño, prestaciones y calidad del trabajo.

   Según los datos aportados por la Feria de Valladolid, durante los once primeros meses de 2008 las inscripciones de maquinaria agrícola aumentaron un 1,88 por ciento respecto al mismo periodo de 2007, con la comercialización en total en ese periodo de 35.067 unidades.

   Los datos correspondientes a Castilla y León muestran un total de 6.550 máquinas inscritas hasta noviembre de 2008, frente a las 4.987 del año anterior. El mayor incremento se produjo en el grupo de máquinas arrastradas o suspendidas (preparación del suelo, siembra, tratamientos, fertilización, recolección) con 2.427 unidades registradas en 2008 y 1.556 en 2007. El número de tractores inscritos también aumentó un 3,49 por ciento y el de remolques un 12,16 por ciento.

   Por su parte y según precisó el Gobierno regional, Castilla y León es una de las primeras comunidades autónomas en maquinaria agrícola y cuenta con el 15 por ciento de los tractores de España, el 25 por ciento de las cosechadoras de cereales, el 20 por ciento de las cosechadoras de forraje y el 60,90 por ciento de las cosechadoras de remolacha.

   En 2008 en Castilla y León se inscribieron 2.239 tractores, 41 motocultores y 171 cosechadoras. Por su parte y función de los primeros datos de 2009, el 14 por ciento de los tractores nuevos que se adquirieron a nivel nacional se compraron en Castilla y León, al igual que el 7,8 por ciento de los motocultores.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.