La marcha, con alrededor de unos 400 participantes, partió de la Calle Vitoria, donde se produjeron los disturbios, y se dirigió a la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, con una pancarta en la que se podía leer “La calle es nuestra”.

Una protesta vecinal desembocó en la madrugada del viernes al sábado en graves incidentes que obligaron a intervenir a varias unidades de policías …

No hay comentarios