Un total de 100 municipios, y otras cuatro de las diez entidades locales menores de la provincia, no han presentado información sobre su situación económica al Consejo de Cuentas, el organismo que se ocupa de recabar esta información. La situación convierte a los ayuntamientos de la provincia en los de peor comportamiento en este aspecto de toda Castilla y León, solo superados por Segovia.

 

El plazo ordinario de presentación de cuentas para su fiscalización terminó el pasado jueves, día 31 de octubre. Para entonces, 148 de los 248 que tenían que hacerlo en la provincia habían cumplido con su obligación. Entre las entidades menores, de las diez que debían enviar información, cuatro no lo han hecho. Así que un 40% de los municipios no han cumplido su obligación de informar sobre sus cuentas.

 

La situación no es nueva y, de hecho, hay un buen número de ayuntamientos que llevan años sin hacerlo. Pero es que la mejoría es bastante discreta. Con respecto al año pasado, el número de municipios que no informan sobre su situación económica ha pasado del 44 al 60%, 110 de 2011 por los 148 de 2012. Pero es que la evolución del resto de provincia es mucho mejor: la media del ejercicio del año pasado es del 75% por el 55% de hace dos, una mejoría que no llega a Zamora, donde el grado de cumplimiento está quince puntos por debajo de la media. Así que la provincia sigue teniendo una asignatura pendiente con la transparencia en la gestión económica.

 

Los que no lo han hecho a tiempo, todavía van a tener otra oportunidad. Aunque el Consejo insta a todas las entidades a presentar sus cuentas dentro del plazo legalmente establecido, todos los años habilita un periodo adicional que se prolongará hasta el 31 de diciembre. Además, ha facilitado la presentación telemática de los datos para agilizar la gestión.

No hay comentarios