De esta forma, Castilla y León sería la cuarta Comunidad en pérdida de población por detrás de Cataluña, que perdería un 10,6 por ciento de sus habitantes (793.884); Comunidad Valencia, con -8,7 por ciento (434.625), y La Rioja, con -8,3 por ciento de sus residentes (26.403).

Se da la circunstancia de que todas las comunidades autónomas perderían población, según el INE, y tan sólo ganarían habitantes hasta 2022 las ciudades de Ceuta, con un incremento del 9,5 por ciento y de Melilla, un 10,6 por ciento más.

 

No hay comentarios