>El Barça sigue enfrascado en la lucha contra sí mismo, contra su pasado, contra su presente, contra su futuro. El juego es la base de todo. Apartarse de sus principios básicos sería un sacrilegio. No buscar fórmulas para contrarrestar a los rivales, un suicidio. Eso se sabía antes y se sabe ahora. Lo saben los jugadores y lo reconoce Tata Martino, que espera recuperar la calma con un …

No hay comentarios