Las  familias zamoranas que se encuentran en una situación económica más difícil y los colectivos con necesidades especiales recibirán  los servicios esenciales que presta el Ayuntamiento con un coste simbólico. Esa es la propuesta que el Equipo de Gobierno ha sometido esta tarde al dictamen de la Comisión de Personal, Economía y Hacienda donde se han aprobado las bonificaciones fiscales que se aplicarán a los servicios básicos el próximo año. Estas bonificaciones podrán alcanzar el 90% del coste de la tasa en los servicios de basura, agua y alcantarillado.

 

Con esta propuesta de carácter eminentemente social,  el Ayuntamiento pretende ayudar a los ciudadanos que  atraviesan una situación económica más difícil y muy especialmente a aquellas familias que están en situación de desempleo o tienen un volumen de ingresos mínimo como consecuencia de la crisis. En este sentido, los ciudadanos que estén percibiendo la Renta Garantizada de Ciudadanía o que hayan agotado el subsidio de desempleo sólo pagarán el 10% de la tasa de basura, agua y alcantarillado. Igualmente las personas mayores de 75 años  con una renta igual o inferior al IPREM, las familias numerosas de categoría especial y las personas con una discapacidad  superior al 65%, podrán beneficiarse de una bonificación del 90% en las tasas de  estos servicios.

 

Por su parte los parados de larga duración, las personas mayores de 65 años, las familias numerosas y las personas con una discapacidad de entre el 33% y el 65 % podrán beneficiarse de una bonificación del 50%, que se incrementará en tramos del 10% cuando concurra más de una circunstancia que sea susceptible de bonificación  De este modo el Ayuntamiento acentúa el carácter social, la solidaridad y la progresividad fiscal de los tributos municipales, incrementando de forma sustancial el catalogo de bonificaciones, a pesar de la reducción de ingresos prevista para el próximo año

No hay comentarios