La directora general de la Mujer, Alicia García Rodríguez, ha inaugurado hoy en Peñafiel (Valladolid) el “I Encuentro de Mujeres Gitanas (Mujeres medio rural-Mujeres medio urbano) Romís Chaneladoras”, organizado por la Fundación Secretariado Gitano en colaboración con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. En el encuentro, que ha tenido lugar en el Nuevo Centro Cultural de Peñafiel han participado mujeres gitanas y no gitanas pertenecientes a grupos de mujeres o participantes en acciones locales relacionadas con la mujer y técnicos y profesionales de la administración y de entidades privadas que trabajan con grupos de mujer gitana.

En el encuentro se han abordado, a través de ponencias y mesas redondas, temas como el papel y la participación de la mujer gitana en el medio rural; el asociacionismo en el medio rural, o la formación y el empleo para el desarrollo personal.

Los objetivos que se persiguen con el “I Encuentro de Mujeres Gitanas” son generar un punto de encuentro y reflexión sobre la situación actual de la mujer gitana; fomentar la participación y promoción de mujeres de esta etnia en el ámbito personal, familiar y social, facilitando que sean agentes activos de su desarrollo y hacer visible su papel en los procesos de cambio; reflexionar acerca del protagonismo de las mujeres gitanas en su comunidad, y compartir experiencias y facilitar el acercamiento de las mujeres gitanas a nivel local y provincial.

La atención a la comunidad gitana y a sus peculiaridades culturales cuenta con el pleno apoyo del Gobierno regional. De hecho, el nuevo Estatuto de Autonomía de Castilla y León obliga en su artículo 16.23 a los poderes públicos de la Comunidad a garantizar “la no discriminación y el respeto a la diversidad de los distintos colectivos étnicos, culturales y religiosos presentes en Castilla y León, con especial atención a la comunidad gitana, fomentando el entendimiento mutuo y las relaciones interculturales”. La población estimada de etnia gitana en Castilla y León es de 28.339 personas.

En este contexto se enmarca el compromiso de la Junta de conseguir la plena integración en la sociedad castellano y leonesa de las mujeres de etnia gitana, objetivo recogido en el IV Plan de Igualdad entre Mujeres y Hombres de Castilla y León 2007-2011. Esta meta cobra especial importancia si se tiene en cuenta que las mujeres gitanas han sido y siguen siendo el motor del cambio y transformación social experimentados en la actualidad por el pueblo gitano. Las mujeres son mediadoras de la familia, del grupo y del entorno, y a su alrededor se vertebran las relaciones que se dan entre los diferentes miembros de la comunidad.

Por ello, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través de la Dirección General de la Mujer, colabora desde hace años con la Fundación Secretariado General Gitano en diversas iniciativas dirigidas a la integración del colectivo gitano y, en especial, de la mujer.

Asimismo, desde la Junta de Castilla y León se apoya a la Fundación Secretariado          Gitano para el desarrollo de talleres de formación profesional e inserción laboral de mujeres gitanos, que este año 2008 alcanzan la cifra de 9 y se celebran en Burgos, León, Palencia, Salamanca y Valladolid. Las materias sobre las que versarán son educación de adultos; dependienta de comercio y atención al cliente; camarera de pisos; promoción sociolaboral; taller Alfacarnet de apoyo a la superación del permiso de conducir; monitora en comedores escolares; regiduría de hoteles, y auxiliar de cocina y catering.

En este apoyo a la comunidad gitana por parte de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades hay que destacar también las subvenciones concedidas a la Fundación Secretariado Gitano para el desarrollo del Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación. Las subvenciones para este programa han superado, en el periodo 2000-2008 el millón de euros. El objetivo de esta iniciativa, impulsada por el Fondo Social Europeo, es la lucha contra la discriminación y está dirigida a colectivos y grupos de personas que, por su situación social, condiciones socioeconómicas y peculiaridades culturales estén en situación de desventaja o tengan dificultades especiales.

Desde 2001, las personas atendidas en el marco del Programa Operativo Plurirregional de Lucha contra la Discriminación han sido 3.556, la mayoría de ellas de etnia gitana. En ese mismo periodo se han formalizado 2.830 contratos para un total de 1.378 personas contratadas y 1.931 personas se han beneficiado de las actividades de formación.

No hay comentarios