Las ciudades de Valladolid y Zamora han amanecido hoy con la mayor helada del presente invierno, tras alcanzar temperaturas mínimas de ocho grados bajo cero en el caso de la primera y de siete en la segunda.

Los árboles, los setos, los arbustos y los tejados de los edificios ofrecen un aspecto extremadamente blanquecino fruto de una espectacular cencellada.
Asimismo, un manto de hielo recubre el pavimento, especialmente las aceras, mobiliario urbano y coches estacionados, lo que supone la mayor helada de todo el invierno.
Los servicios municipales han intensificado el reparto de sal por las ciudad para evitar resbalones y caídas.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.