• La Feria del Ajo reune cerca de 700.000 kilos de producto.

Un año más la Feria del Ajo volvió a abrir sus puertas en Zamora capital con un total de 351 puestos que quedaron este mediodía instalados en la céntrica calle Tres Cruces de la ciudad, donde se venderán alrededor de 700.000 kilos del producto.

   Se trata de una de las actividades de más tradición de las Ferias y Fiestas de San Pedro, puesto que sus primeras referencias son de finales del siglo XIX, y este año, a pesar de la crisis, ha aumentado en catorce el número de casetas de venta, con comerciantes procedentes de  Bajadoz, Salamanca y de la provincia zamorana.

   En concreto se han dado cita cuatro puestos de Badajoz, uno de Salamanca y 346 de Zamora, de tal manera que la mayoría de las casetas son de La Bóveda con 56, Fuentesaúco (37), Villabuena del Puente (33), Cuelgamures (32), Fuentelapeña (27), El Maderal (25), Fuentespreadas (22), y San Miguel de la Ribera y la capital con 14 casetas, mientras que el resto de municipios tendrán menos de diez.

   El orden de los puestos tampoco es casualidad ya que se decidió en sorteo, y este año la primera caseta recayó en el número 73, cuyo propietario es Hermenegildo Rodríguez Rodríguez, de la localidad zamorana de Venialbo.

   En la zona quedaron instalados cenadores en los laterales y sombrillas en el centro para proteger del sol a los comerciantes, y también habrá tiempo para las actuaciones de música tradicional de grupos locales.

    A pesar de que la clausura oficial de esta evento será mañana a las 13.00, los puestos podrán seguir instalados durante toda la jornada del 29, Día Grande de las fiestas, y permitir que se pueda acabar con todo el producto.

   Como una tradición más, habrá un total de 15 reconocimientos para las mejores ristras de ajos con premios en metálico que irán desde los 200 a los 60 euros, y para los montones de ajos habrá seis galardones con cheques de 240 euros para el mejor hasta 50 euros para el sexto clasificado.

   Ya en la presentación de la feria, los representantes de las organizaciones agrarias apuntaron a la buena  cosecha de esta temporada ya que “ha sido un año bueno para los ajos, y eso se ve en el aumento del número de puestos en la feria, aunque también hay que añadir el producto que se vende directamente por parte de los agricultores”, explicó desde UPA Aurelio González.

   Asimismo, recordó que este año los ajos son de secanos ya que no ha hecho falta utilizar los sistemas de riego por las lluvias, e insistió en que la calidad también será óptima aunque “esperamos que no nos veamos afectados por la importación de productos chinos, que no tiene  comparación en el sabor”.

MANTENIMIENTO Y PRECIO

   Respecto a las formas de mantenimiento, los comerciantes recordaron que deben situarse en un lugar “fresco y seco y donde estén aireados”, mientras que aseguraron que no deben colocarse en las terrazas, tal y como hacen muchos consumidores, “porque el sol los estropea”.

   En cuanto a los precios son parecidos a los del pasado año, aunque dependen de la calidad y tamaño.

   En esta muestra se podrán adquirir los ajos blancos tradicionales y también los morados que han sido muy demandados en los últimos tiempos, y se espera que haya alrededor de 700.000 kilos en esta feria, aunque la cosecha global de ajos duplica esta cifra en la provincia de Zamora.

   Durante las primeras horas de funcionamiento, la feria recibió multitud de visitas de ciudadanos dispuestos a adquirir las primeras ristras de la temporada.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.