Almenos el 2% de la población de ciervos de la provincia de Zamora, que está cifrada entre 4.000 y 5.000 ejemplares, ha muerto en los últimos 17 días por causas todavía desconocidas, aunque se han descartado siete enfermedades y toxinas.

Hasta el momento, y desde que se encontró el primer cadáver, se han enumerado 105 ciervos muertos, de los que 45 corresponden a la Reserva Regional de Caza de la Sierra de la Culebra, y 60 a los 21 cotos privados de caza afectados, y, a pesar de que todavía no se han encontrado angulares muertos en Portugal, cinco se encontraban muy cerca de la frontera.

A esta cifra se suman los hallados en la provincia de León, aunque el delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro, no supo concretar cuántos llevan en la provincia vecina.

El delegado territorial de la Junta ofreció hoy todos estos datos tras la celebración de la Junta Consultiva de la Reserva Regional de Caza ‘Sierra de la Culebra’, donde se informó a los miembros, y también al Consejo Territorial de Caza sobre la situación actual de la mortandad de ciervos en la provincia de Zamora, aunque de momento se desconoce la causa que provoca las muertes.

Asimismo, indicó que el total de los municipios zamoranos en los que se han encontrado animales afectados es de 20, mientras que las comarcas afectadas hasta el momento son Villardeciervos, Carballeda, Baja Sanabria, norte de las comarcas de Tábara y Aliste y este de la comarca de Benavente.

Por los datos extraídos también concluyeron que la mortandad está afectando a machos y hembras de ciervo, y a todas las clases de edad. Asimismo, indicaron que la mayor parte de los ciervos muertos se están encontrando en zonas cercanas a charcas porque “les entra la fiebre y se acercan a beber”, y en lugares de escoba “donde acuden a refugiarse del sol”.

Durante su encuentro con los medios, Alberto Castro hizo un llamamiento a la tranquilidad porque “la Junta de Castilla y León está actuando dentro del protocolo establecido para estos casos y con la máxima transparencia y agilidad y sólo queda esperar a conocer el origen de la mortandad para aplicar las medidas necesarias encaminadas a erradicar dicha enfermedad”.

También aseguró que actualmente se continúa retirando los cadáveres de los animales muertos, analizando las muestras y solicitando la colaboración de los expertos con el fin de luchar contra la mortandad de los ciervos.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.