Al comenzar el año 2010 desde PREPAL hacen un llamamiento a todas las poblaciones que están ubicadas en las cabeceras de las poblaciones de: Cangas de Narcea, Lena, Cangas de Onís, Áviles, Grado,Siero, Castropol, Gijón, Laviana, Oviedo, Llanes, Mieres, Langreo, Tineo, Valdes, Villaviciosa, Piloña, Pravia, Mondoñedo, Chantada, Lugo, Villalba, Monforte de Lemos, Viveiro, Sarria, A Consagrada, Becerrea, Betanzos, Santiago de Compostela, Ferrol, A Coruña, Noia, Carballo, Corcubión, Arzúa, Ortigueira, Ribeira, Negreria, Muros, Padrón, Ordes, Villagarcia de Arousa, Vigo, Pontevedra, A Estrada, Tui, Cangas, Lalín, Cambados, Redondela, O Porriño, Caldas de Reis, Marín, Ourense, Rivadavia, Xinzo de Límia, A Pobra de Trives, Verín, O Barco de Valdeorras, O Carballiño, Bande, Celanova, Sahagún, León, La Bañeza, Ponferrada, Astorga, Cistierna, Villablino, Toro, Zamora, Benavente, Puebla de Sanabria, Villalpando, Salamanca, Ciudad Rodrigo, Vitigudino, Bejar, Peñaranda de Bracamonte, Cáceres, Coria, Navalmoral de la Mata, Plasencia, Trujillo, Valencia de Alcantara, Logrosán, Villanueva de la Serena, Almendralejo, Llerena, Mérida, Badajoz, Olivenza, Zafra, Jerez de los Caballeros, Herrera del Duque, Castuela, Don Benito, Fregenal de la Sierra, Montijo y Villafranca de los Barros, en el conjunto territorial de las cuatro regiones históricas constitucionales de: EXTREMADURA-REINO LEONÉS-GALICIA-ASTURIAS, a la mayor y más extraordinaria celebración del XI CENTENARIO del REGNUM IMPERIÚN HISPÁNICO de la CORONA LEONESA durante todo el año 2010, y de tal y tan concreta celebración hacer participes, fraternalmente participes, a todo PORTUGAL y ,a mayores, al resto de las Regiones Históricas constitucionales de la España Nación, así como de la Unión Europea, en el añadido de nuestras diásporas tanto en América como en otras partes del mundo.

Tal efemérides del XI CENTENARIO del REGNUM IMPERIÚN HISPÁNICO de la CORONA LEONESA no es, con serlo, un recreo sobre las glorias y desgracias del pasado en este amplio territorio del solar hispánico y del hacer meritorio de sus gentes, tanto dentro de su territorio como fuera de los límites geográficos de EXTREMADURA-REINO LEONÉS-GALICIA-ASTURIAS, es también un aldabonazo de su actual presencia, y , por ello, de su potencialidad, en todos los ordenes de la vida diaria dentro de la España Nación y a nivel y rango de la Unión Europea.

2010 no es un año más al uso, es un AÑO SANTO JACOVEO, pero es el año del XI CENTENARIO del REGNUM IMPERIÚN HISPÁNICO de la CORONA LEONESA, y todos esos caminos que a lo largo del proceso histórico han confluido en SANTIAGO DE COMPOSTELA, en pos de reforzar la fe y creencias cristianas de nuestros antepasados, atravesando EXTREMADURA-REINO LEONÉS-GALICIA-ASTURIAS, así como PORTUGAL, desde otros lugares del solar hispánico y del territorio de toda Europa, en un caminar no exento de penalidades para los peregrinos, han significado,¡ y significan!, la mayor demostración de solidaridad y hermandad de los seres humanos en pos de las creencias emanadas del Nuevo Testamento y la más extraordinaria interacción cultural que el proceso histórico ha formado. ¡Toda la CORONA LEONESA combatió siempre al grito de SANTIAGO !.

La CORONA ASTURIANA y la CORONA LEONESA son un suma y sigue de intenciones religiosas (de la fe cristiana plasmada en los Concilios Toledanos y reentroncada en Santiago de Compostela) ), culturales (del hacer hispánico en el mundo europeo),políticas ( recobrar todo el solar hispánico de los visigodos) y dinásticas (la Casa Real Asturiana sigue en la Casa Real Leonesa, y, con el tiempo, en la Casa Real Española), y el cambio de la capitalidad de Oviedo a León, que es del momento del 910 [ con los antecedentes de todo el reinado que EL MAGNO ALFONSO III impregna, en esa su dinámica bélica, religiosa, cultural y política hacia el mundo fronterizo del limite del río Duero que en su proyección él, como su descendiente Alfonso IX, lleva hasta Alange en Extremadura.], no es un cambio de intenciones sino, antes al contrario, una reafirmación de las mismas.

A la imperial ciudad de León le cupo el gran mérito de ser en el 910 la capitalidad elegida de la CORONA LEONESA, y de tal designio hace ley de responsabilidad y gala en momentos posteriores y lo hace en amplia hermandad con las restantes poblaciones de las cuatro regiones históricas constitucionales de: EXTREMADURA-REINO LEONÉS-GALICIA-ASTURIAS, en un hacer compartido que la enaltece.

Debemos señalar, y así lo hacemos, que la CORONA LEONESA en nuestra Edad Media, es el primer Estado que, después de la desastre del 711, se formaliza y consolida en el solar hispánico, liderando todo hecho político del mismo al más alto nivel., y por ello la fecha del 910 adquiere relevancia y significación propia en la península Ibérica.

El XI CENTENARIO del REGNUM IMPERIÚN HISPÁNICO de la CORONA LEONESA debe ser, en nuestro criterio, un hacer compartido de EXTREMADURA-REINO LEONÉS-GALICIA-ASTURIAS, en pos de metas próximas que redunden en cuotas mayores de un bienestar común de sus habitantes, sin por ello obviar situaciones de amplio enriquecimiento cultural y religioso, en pos de categorizaciones morales de los individuos y de ampliación de los derechos de los ciudadanos.

3 Comentarios

  1. ¡ VILLALAR(más) NO !

    Francisco Iglesias Carreño*
    *Del Instituto de Estudios Zamoranos FLORIAN D´OCAMPO

    Con la funesta manía, cual si fuera logro y ya antigua intencionalidad, que nos rodea/cerca/constriñe por doquier, de hacer de algunos grupos políticos ( y mentados lideres) [ cuyas situaciones ideológicas respetamos al máximo, en atención tanto a sus acciones individualizadas como a grupales, y, por supuesto, a sus resultados electorales y los subsiguientes hechos ejecutivos y/o administrativos] , unos pretendidos/presuntos/supuestos focos de conocimiento/sabiduría/ entendimiento, nos está llevado, en muchas ocasiones, a situaciones esperpénticas/astracanantes/kafkianas, derivadas de la implantación de una casta que, en un suponer, encubre/tapa/oculta unos GGdeII {GRUPOS DE INTERESES} que, de forma obvia, tratan de aumentar sus plusvalías y rentabilidades añadidas.

    Cuando ya, en el tiempo pasado ( próximo y remoto), hemos dicho, de forma directa/explicita/rotunda, un categórico: ¡NO A VILLALAR!, nos ha dado la impresión ( ¿acaso solo la impresión ?) de no haber sido entendidos/comprendidos/vehiculados en nuestras argumentaciones que, posiblemente, es un suponer, se han ubicado (¿de forma intencionada?) como parte de la controversia social escueta, meramente política, y es por ello que, nuevamente, matizamos ahora con el ¡VILLALAR(más) NO!, en la argumentación pasada, sobre nuestra inicial postura, que redunda en mayor información sobre el tema.

    En el año 1521 {Siglo XVI, y por tanto ambiente integral (social, cultural, político, religioso, militar y económico), de tal momento de la Edad Moderna} se producen, con tal umbral de cultivo, en el territorio hispánico (donde territorialmente se diferencian: Corona Portuguesa, Corona Aragonesa, Corona Leonesa y la Corona Castellana, además de los Reinos de Granada, Sevilla, Córdoba y Jaén), al mismo tiempo:

    (1º) EL LEVANTAMIENTO DE LAS COMUNIDADES {iniciado en 1520} (2º) LA INVASIÓN, POR NAVARRA, DE LOS EJERCITOS FRANCESES {como episodio de la Guerra de cuatro años 1521-1526}

    Esta doble situación viene siendo ocultada (¿Qué libros de texto de secundaria hablan de la Guerra de los cuatro años?), en atención a ignotas responsabilidades culturales/educativas/eruditas (tanto de la Administración Educativa que concierne al Gobierno del Reino de España, como de otros niveles territoriales), que desconocemos en su pretensión final, pero que inciden, ¡obvio está!, en la completitud referencial global asignada, ya de antemano, tal momento histórico.

    Por tal doble concreción bélica, los ejércitos de Carlos I tienen que estar atendiendo dos frentes de batalla dentro de su propio territorio (además de otras situaciones fuera: en el Milanesado, etc), y la gravedad que tal confluencia supone. Cuando se habla de Las Comunidades se hace, por lo general, descontextualizando este hecho de guerra de otros que le son equitemporales, como si solo y únicamente ocurriera aquello. Apelamos a la inteligencia de cada lector, para que él, por si mismo, investigue las posibles razones políticas de no decir que se estaba produciendo, al mismo tiempo, la invasión del territorio peninsular por las tropas francesas. ¿A qué viene el ocultarlo?

    Además de lo ya señalado, tenemos que Las Comunidades, ¡está probado!, tienen una relación, con intercambio epistolar incluido, con las potencias europeas y, en concreto, con el Reino de Francia, cuyo Rey Francisco I es acérrimo adversario de Carlos I. ¿Cómo se debe encasillar a quienes están al palique/loro/chalaneo con nuestros enemigos?.¿A que seguir con tal ocultación a nivel del año 2016, en pleno Siglo XXI, de unos hechos que están probados?

    Por ellos tenemos que:
    [A] Mientras la ciudad de PAMPLONA está siendo tomada por los franceses, los Comuneros están socavando la autoridad de Carlos I en sus dominios.
    [B] Mientras toda NAVARRA ha sido tomada por las tropas francesas, los Comuneros prosiguen en su ataque a Carlos I.
    [C] Mientras la ciudad de LOGROÑO está siendo sitiada por los ejércitos franceses existe una colaboración (con intercambio de mensajes por medio de correos y espías), entre el rey Francés Francisco I y los dirigentes Comuneros.
    [D] Mientras acontece la BATALLA DE NOAIN (1521), entre Carlos I (españoles) y Francisco I (franceses), los Comuneros siguen produciendo hechos bélicos en contra del gobierno de su soberano.

    Tal comportamiento de los Comuneros, ¡que está documentado!, es del conocimiento directo de Carlos I (ya que varios emisarios entre franceses y comuneros son interceptados), y el mismo es sinónimo, en aquellos momentos del Siglo XVI, y en tiempos anteriores y posteriores, de alta traición.

    Si a ello añadimos, después de lo preámbular manifestado, que sus ejércitos eran mercenarios (por lo tanto no de base popular), que sus dirigentes fueron miembros de la nobleza (que no encontraron acomodo/influencia/negocio después de la marcha de España de Fernando de Habsburgo) y que, como otros muchos de la época, poseían esclavos ( María de Padilla tuvo que vender los suyos para proseguir con la financiación de la sublevación de Toledo ), el intentar de pasar tal proceso por una situación interna ( en exclusividad ) de la España de la época ya no cuela. Menos aún, en nuestro criterio, el asemejarla a revoluciones contemporáneas, por mucho que sea el interés en arropar un invento territorial híbrido, muy posterior a la promulgación de la CONSTITUCIÓN´1978, que tuvo lugar después del 23-F(1981) y que, sabido es, fue elaborado ( el 31-7-1981 ) después del “reconocimiento constitucional a todas las regiones de la España Nación” , ¡a toda ellas sin excepción alguna!, efectuado por la Voluntad Soberana de la Nación Española en el referéndum constituyente de 6-12-1978 [ No se puede seguir manteniendo que la voluntad ciudadana de las Regiones Históricas de Castilla La Vieja y del Reino Leonés, no se determinaron en 1978 y que su voluntad democrática, ¡su libre voluntad democrática de 1978!, se mantuvo hibernada hasta 1981 y a expensas de la voluntad partidista de acuerdos coyunturales ] .

    El ¡NO A VILLALAR!, es, visto está, un no razonado, en un ¡VILLALAR NO!, es un no documentado, ¡y datado!, es un no cultural, es un no educativo, en un ¡VILLALAR (más) NO!, es un no social y, por supuesto, es un no político. y es una alerta, desde un no económico, como una general llamada de atención, para no caer en trágalas centralistas, ciertas o presuntas, de la urbe de Valladolid (como parada y fonda de todo) y/o Madrid, en la suposición de la acción de pretendidos e ignotos lobbys {ahora llamados GGdeII-..Grupos de Intereses-.-}, u otras consideraciones del intrincado mundo de los negocios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.