Antes y despues del lugar de la limpieza
Antes y despues del lugar de la limpieza

El pasado fin de semana, en concreto el domingo por la mañana, varios voluntarios de ProCulTo realizaron la limpieza del sendero y el vaciado de las papeleras del mismo. El elevado uso de la zona durante el mes de agosto, tanto por toresanos como por visitantes, obligaba a una inaplazable actuación para mantener limpia esta zona de uso público.

Desde ProCulto aseguran que el estado de suciedad era lamentable (Fotos 1 y 2), debido al incumplimiento de una de las funciones del ayuntamiento de Toro que es el mantenimiento del servicio de limpieza del término municipal de Toro. En la ordenanza de limpieza de las vías públicas y residuos sólidos urbanos, que se está incumpliendo por la ineficacia y desidia municipal, se indican sus objetivos que son:

“1. Colaborar intensamente en que nuestras calles, plazas, etc. permanezcan limpias mediante una mayor concienciación y colaboración ciudadanas, fijándose unas normas mínimas de comportamiento de los ciudadanos en los aspectos higiénicos, que deben ser cumplidas por exigencias de la convivencia. Estas normas no sólo fijan sanciones sino que también dan a conocer derechos que se podrían resumir en el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado, recogido en nuestra Constitución

2. Al mismo tiempo establece deberes para el Ayuntamiento, quien tiene la obligación de dotar al municipio de los medios materiales necesarios para que sea posible aplicar las previsiones de la Ordenanza al mismo tiempo que ejerce el papel de garante de su cumplimiento y de defensa de la salud pública y del medio ambiente; todo ello sin perjuicio de que ha de evitarse que los costes de limpieza viaria se disparen hasta límites insostenibles”.

Posteriormente se señala que el ámbito de aplicación de la ordenanza se extiende a todo el término municipal y no sólo a un supuesto recorrido urbano como ha sostenido en alguna ocasión la Concejala de medio ambiente apoyada desde la oscuridad del silencio cómplice por el Sr. Alcalde y su equipo de gobierno (art. 2: “Las prescripciones de la presente Ordenanza serán aplicables en todo el territorio del municipio de Toro”)

Para ProCulto resulta evidente, y así lo indica el sentido común y la más mínima ética política, que es obligación del ayuntamiento la limpieza de las zonas públicas.

Igualmente desde la asociación aseguran haber comprobado que algunas papeleras habían sido vaciadas por ciudadanos anónimos. Ello encierra dos elementos: uno positivo (hay ciudadanos con conciencia cívica y no sólo gamberros, justificación típica en la que se escudan los munícipes para ocultar su responsabilidad y falta de trabajo) y otro negativo (el ayuntamiento incumple sus obligaciones y tienen que ser los ciudadanos a título individual los que suplan esa deficiencia).

Hacemos de nuevo un llamamiento al ayuntamiento para que cumpla con sus obligaciones en cuanto a la limpieza y a los ciudadanos para que sigan utilizando de modo adecuado un sendero que es de todos, y en el que su buen estado es el mejor indicador de un uso correcto por parte de la mayoría. Por su parte la Asociación Cultural ProCulTo a través de recursos propios y trabajo de los voluntarios realizará el mantenimiento del sendero este otoño y la próxima primavera para que los toresanos y visitantes sigan disfrutando del medio ambiente como indica la Constitución y acertadamente recoge la Ordenanza municipal de limpieza.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.