UPL considera ante esta inacción y dejación de sus obligaciones que los citados quedan totalmente desacreditados ante la sociedad zamorana y piden que después no acudan a la repetición de “mantras” manidos que achacan los males de Zamora a otros factores foráneos que encubren su indolencia.UPL piensa que en caso de marginación en el reparto de sedes a Zamora, esta provincia se hallara plena de legitimación para boicotear esta fusión e invertir sus recursos financieros en otras entidades de crédito que si valoren convenientemente tanto sus recursos como el potencial de ahorro zamorano.

UNION DEL PUEBLO LEONES DE ZAMORA a través de un comunicado ha dejado patente su disconformidad con la pasividad que tanto los representantes políticos como los agentes sociales (sindicatos y confederación de empresarios de Zamora) vienen exhibiendo en el proceso de fusión de Caja España y Caja Duero en lo atinente a la defensa de los intereses de Zamora y más concretamente en hacer valer que tanto diferentes direcciones como la obra social radiquen de forma permanente en Zamora como lógica contraprestación a la contribución al peso de esta provincia en número de recursos económicos y financieros que ya tuvieron su reflejo con motivo de la anterior fusión de Caja Zamora en Caja España.

Desde UPL consideran que es ahora el tiempo de defender los intereses de Zamora, (que se juega mucho en este envite) en esta fusión de entidades crediticias y no quedar inermes esperando que desde fuera nos llegue el mana sin haber luchado antes para conseguir que las más que justificadas pretensiones de Zamora queden amparados. En caso contrario ,y, bajo estas premisas de inacción y negligencia, tanto otras formaciones políticas como los agentes sociales ya no podrán comparecer ante la opinión pública exhibiendo esa letanía intemporal de achacar los males de esta provincia a otras cuando solo ellos no han sido capaces de defender lo que a esta tierra pertenece.

Desde UPL de Zamora hacen un nuevo llamamiento tanto a las entidades de ahorro , como a la comisión negociadora de la fusión y a la consultora KPGM, a fin de que preserven las equitativas reclamaciones que se vienen efectuando para que Zamora no quede descolgada en el reparto de sedes de la nueva entidad mercantil fusionada. De otra manera, marginando a Zamora, se producirá el proceso inverso al pretendido: quien no aprobara la fusión será la propia sociedad zamorana quien estará perfectamente legitimada para no reconocer en esta nueva unión de cajas de ahorro una caja suya y cercana, quedando plenamente justificada para disponer de cuantos fondos de ahorro y productos bancarios sean propios e invertirlos en otras sociedades mercantiles que si valoren adecuadamente su capacidad financiera.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.