El Consejo de Gobierno ha aprobado una inversión de 235.981 euros para la puesta en marcha del Plan de Emergencia de la presa de Valdemudarra en Peñafiel (Valladolid). Las obras consisten en la instalación de una infraestructura de comunicaciones llevada a cabo por la Junta de Castilla y León, a través del Instituto Tecnológico Agrario, la Confederación Hidrográfica del Duero y la Comunidad de Regantes, así como la ubicación de un sistema de aviso de emergencias a la población.

Las comunicaciones entre la sala de emergencia, las administraciones y la comunidad de regantes se realizarán por satélite con conexión a Internet. El teléfono móvil será el canal de comunicación secundario.

El sistema de aviso a la población está compuesto por dos puestos de sirena, uno ubicado en la propia presa y otro en Peñafiel, además de un panel de alarma con sirena eléctrica, ubicado en la N-122 a la salida de Quintanilla de Arriba hacia Peñafiel y destinado a avisar en las carreteras de la zona.

Las transmisiones para realizar los avisos a la población serán vía internet hasta la sala de emergencia y vía radio desde esta sala hasta el propio sistema. En este caso, el teléfono móvil también será el canal de comunicación secundario.

Esta presa, situada en el este de la provincia vallisoletana, a 3 km de Peñafiel, tiene una longitud de coronación de 322 metros y una capacidad de 5,3 hectómetros cúbicos que van a proporcionar agua para regar una superficie total de 1.270 hectáreas.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.