En un ambiente festivo Benavente inicio ayer sus fiestas con el tradicional chupinazo y desfile de las peñas. La tarde comenzó con la ya tradicional aparición en el balcón de las damas y la reina de las fiestas, concejales y medios de comunicación se agolpaban en un balcón que parecía la única protección ante la lluvia que se avecinaba. El popular pregón del alcalde contó con la inestimable presencia del presidente de la diputación de Zamora Fernando Martínez Mahillo. El alcalde quiso reseñar el carácter regional de las fiestas así como el cariño que desde siempre ha sentido por Benavente, sus fiestas y sus peñistas. El pregón se salvo por los pelos, nada más iniciarse el desfile de las peñas comenzó el diluvio sobre la ciudad que no desanimo en absoluto a los peñistas que siguieron con la fiesta y la alegría hasta altas horas de la madrugada.
En el día de hoy en torno a las 12 de la mañana se iniciará la caravana que ha de llegar al Cubo del Vino donde el bravo toro enmaromado de este año, Manzanero, espera a los peñistas y benaventanos. La lluvia no parece que pueda hacer decaer los ánimos de unos benaventanos que cada año se vuelcan con su fiesta del Toro.

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.