El Ayuntamiento de Zamora solicita la colaboración ciudadana para evitar el robo de rejillas de alcantarilla que se ha detectado durante los últimos días en distintas zonas de la ciudad. Desde hace quince días han sido sustraídas más de veinte rejillas en zonas de Los Bloques, Cabañales o Pinillas; y esta noche se ha detectado la desaparición de las nueve rejillas existentes en la calle Mediodía, en el barrio de Olivares.
La preocupación municipal no es solamente por el coste económico de los elementos sustraídos, sino por el riesgo de accidente que supone tanto para los peatones como para los conductores y vehículos que transiten por las calles afectadas, al toparse con un sumidero sin la correspondiente protección.
Desde los departamentos de Policía Municipal y Obras y Mantenimiento se trabaja coordinadamente para detectar y reponer las sustracciones, que en la mayoría de los casos consiste colocar una rejilla nueva; pero en ocasiones supone tener que levantar también la base de la rejilla para poner una estructura nueva, porque se trata de modelos de los que ya no existe repuesto.
Se sospecha que el robo se produce para venderlas después como chatarra, lo que supone un beneficio mínimo para la persona que efectúa el hurto, en relación con el riesgo y perjuicio social que ocasiona.
Cada rejilla cuesta algo más de cuarenta euros, pero en el caso de que sea necesaria una sustitución completa de la estructura el coste incluye mano de obra y es mucho más elevado.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.