Miguel Sebastián ha presentado en Nueva York las líneas maestras del Plan Made in / Made by Spain, un plan que nace con la vocación de  convertirse en el estandarte de la presencia de las empresas españolas en Estados Unidos.

Las prioridades del Plan Obama coinciden con sectores de futuro en los que las compañías españolas son líderes.

Se crea el Spain Business Forum, como punto de encuentro para coordinar el apoyo institucional a las empresas españolas en EEUU.

El Gobierno español ha lanzado una gran campaña de apoyo a la imagen de las empresas españolas en Estados Unidos, con la intención de que sean sus socios de confianza para afrontar la crisis. Esa es la intención del Plan Made in/ Made by que se ha presentado este lunes en Nueva York por el Ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, junto a los Príncipes de Asturias y una nutrida representación de las más de cien empresas españolas con presencia en este mercado.

El proyecto, diseñado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de la Secretaría de Estado de Comercio y ejecutado por el Instituto de Comercio Exterior (ICEX), pretende potenciar al máximo el apoyo institucional y comercial a las empresas y los sectores que más protagonismo pueden tener en los planes de recuperación que ha planteado la nueva administración de Barack Obama. Son ámbitos como el desarrollo de las energías alternativas (eólica y solar), la construcción y gestión de infraestructuras, alta velocidad ferroviaria, tratamiento y desalinización del agua o la aplicación de las nuevas tecnologías a los modelos sanitarios y educativos. En todos ellos, muchas empresas españolas ocupan lugares de liderazgo a nivel mundial y son fiel reflejo del fuerte desarrollo que la economía española ha logrado en los últimos años y su consolidación como la octava potencia mundial.

Durante su intervención en el Spain Business Forum, Sebastián destacó  la importancia que las empresas españolas juegan en este momento. “Tenemos la compañía más grande del mundo en construcción y aprovechamiento de energía eólica; la segunda en aerogeneradores; tres de cada cinco vuelos comerciales en el mundo están controlados por sistemas fabricados en España; seis de las diez compañías especializadas en la concesión de autopistas y autovías son españolas”.

Competitividad y desarrollo sostenible
El Plan Made in / Made by Spain plantea más de cincuenta acciones anuales de apoyo a las empresas que apuesten por el mercado norteamericano, dentro de sus planes de marketing sectoriales. El proyecto “España, Technology for Life” será la punta de lanza de todas las iniciativas, junto a áreas como la promoción del sector agroalimentario, el habitat o las nuevas industrias culturales, en las que se apuesta por el fomento del español en los sistemas educativos como un elemento más de competitividad empresarial, con el plan “América Reads Spanish”.
Tal y como anunció en mayo pasado el Ministro de Industria, el plan cuenta con una dotación presupuestaria de 20 millones de euros en su primer año, que podrán ser 24 millones en 2010. Se considera que es una inversión razonable, si tenemos en cuenta que puede servir para que las empresas españolas opten a una parte del negocio que puede promover la dotación millonaria del Plan Obama. De los 787.000 millones de dólares que contempla, algo más de 315.000 millones se destinarán a áreas como las energías renovables, la sanidad, el empleo, la vivienda o las infraestructuras. Se intentará, además, que el 75% de los proyectos a poner en marcha se liciten en los primeros 18 meses de aplicación del plan, con lo que el momento de poner de manifiesto la potencialidad de las empresas españolas. El propio Presidente Obama ha mencionado a España como un posible socio de primer orden para desarrollar un nuevo modelo económico sostenible y de futuro.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.