El pasado sábado 17 de julio el obispo diocesano, Gregorio Martínez Sacristán, bedijo en la localidad de Villadepera la Casa Rectoral “Nuestra Señora de Lourdes”, cuya reconstrucción ha sido financiada por la Parroquia de este nombre de Zamora. La inauguración comenzó a las 18 horas del sábado, y contó con la asistencia de un buen número de representantes de la parroquia zamorana, además de los habitantes de Villadepera.

Según explica el párroco de Lourdes, Rogelio Prieto, “la casa está abierta a todos los grupos parroquiales y eclesiales. Ha sido nuestra intención que sea casa de espiritualidad, encuentros y convivencias”. De hecho, la próxima semana acogerá ya su primera actividad: una convivencia de un grupo de jóvenes que se prolongará durante varios días.

El cuidado pastoral de los jóvenes ha sido, tal como reconoce este sacerdote, una de las razones de más peso para hacer esta obra, intentando recuperar el trabajo que con ellos había llevado a cabo tradicionalmente esta parroquia de la capital. Aunque estará abierta a otros grupos, incluso de otras diócesis que quieran utilizarla.

La casa parroquial del pueblo, en su versión restaurada, dispone de 14 habitaciones dobles con su cuarto de baño, dos grandes salones, comedor y cocina, servicios comunes y patio. Además se han dejado para el servicio de la Parroquia de Villadepera, que atiende el sacerdote Miguel Bártulo, un apartamento con cocina, dos despachos, dormitorio y cuarto de baño.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.