¿Sabías que la mayoría de personal temporal se contratará fuera de la bolsa de empleo?

Más de 1.700 admitidos a la bolsa de empleo municipal de Benavente

La bolsa de empleo incumple el derecho administrativo más elemental

Habrá gente que haga duros exámenes para estar en una bolsa de empleo de la cual no va a trabajar mientras verá como entran decenas de trabajadores al Ayuntamiento sin pasar todo este proceso

Exámenes teóricos, prácticos, méritos y entrevistas para un empleo temporal

Editorial.- El pasado 21 de enero de 2016 el Ayuntamiento de Benavente hacia públicas las listas provisionales de aspirantes admitidos y excluidos en la bolsa de empleo para la contratación temporal del Ayuntamiento de Benavente. Las bases reguladoras de dicho proceso se aprobaron el pasado 30 de octubre de 2015. En aquel momento ya sorprendió a propios y extraños la modificación de la bolsa de empleo que pasaba de valorar méritos a tener pruebas teóricas, practicas, entrevistas y méritos profesionales para poder inscribirse en la lista de “posibles” trabajadores temporales del Ayuntamiento de #Benavente. Llama aún más la atención si tenemos en cuenta que la finalidad de dicha bolsa es cubrir únicamente las bajas de la plantilla habitual del Ayuntamiento de Benavente. Trabajos que pueden ser para un día o una semana. En algunos casos, y si la “suerte” acompaña la baja del trabajador podría extenderse al máximo legar de 18 meses (las bajas en la provincia de Zamora no pueden superar este máximo legal). No es una cuestión de procedimiento sino de expectativas. Miles de personas se han inscrito a un proceso de selección duro, que requiere exámenes de todo tipo para ‘casi nada’, o como mucho, en el mejor de los casos trabajar de forma precaria unos días al año.

Las propias bases de la bolsa de empleo RECOGEN que el hecho de estar inscrito en la bolsa no suponen obligación de contratar por parte del ayuntamiento

Las propias bases que regulan la bolsa de empleo recogen literalmente que el hecho de estar inscrito en la bolsa no suponen ninguna obligación de contratar. En lenguaje corriente viene a ser que si con todo, después de hacer el examen, la prueba practica, la entrevista y aportar toda la documentación quedas entre los primeros de alguna de las categorías, único medio de tener alguna opción a trabajar una semana al año, pues resulta que el Ayuntamiento puede decidir utilizar el ECYL o cualquier otro medio de selección válido en derecho. Es decir, el chocolate del Loro.

Según informó el propio Ayuntamiento la lista de admitidos a la bolsa de empleo del Ayuntamiento de Benavente 2016 es sobrecogedora: 591 solicitudes para el puesto de peón, 492 para el de taquillero, 128 para el de chófer, 513 para notificador y 48 para oficial electricista.

Qué nadie se lleve a engaño, no se ha presupuestado ni un euro para ampliar la plantilla municipal.

Han sido 1.772 las solicitudes a estos empleos. Empleo precario, si nos ajustamos a la definición de empleo precario que tanto utilizan los agentes sociales o el propio Partido Socialista e Izquierda Unida. Un trabajo temporal, sin garantía alguna de que una vez aprobado el examen se les llame para trabajar. No se ha presupuestado ni un solo euro en los presupuestos municipales para ampliar la plantilla lo que hace patente que estos puestos de trabajo que se ofertan a bombo y platillo solo se cubrirán por bajas temporales de la plantilla habitual del consistorio.

¿Es necesario un examen teórico, otro práctico, una entrevista y no se cuantas cosas más para trabajar 4 días al año? La respuesta oficial la conocemos, se quiere dar “transparencia” al proceso. Pero como se va a dar transparencia a un proceso que tiene errores garrafales y que incumple el derecho administrativo más básico y elemental. Hasta ahora se basaba únicamente en los méritos profesionales, es decir, te presentabas con tu curriculum y certificado de vida laboral y se te calificaba por parte de los técnicos municipales en función de los méritos técnicos y de la experiencia profesional. Se trataba en definitiva de disponer de una herramienta que permite al Ayuntamiento de Benavente, en caso de baja de un trabajador, tener inmediatamente un listado con decenas de personas dispuestas a trabajar y acreditadas para ello. Es decir, agilidad en cubrir las bajas temporales para que el resto de la plantilla no padeciera la baja de un compañero ni los ciudadanos vieran una merma en el servicio por este motivo.

¿Por qué no se hacían exámenes teóricos o prácticos?

empleo publicoEsta es la pregunta del millón de dolares. No se hacían porque estas contrataciones son en la mayoría de las ocasiones para 3-7 días, es decir, para bajas médicas y similares. En las contadas ocasiones en que un trabajador se pone de baja 3 meses, el “sustituto” tiene la suerte de trabajar 3 meses. Pero son las menos. Lo habitual son contratos por días. Esto no parece que vaya a cambiar vista la ausencia de dinero para este fin en los presupuestos municipales de Benavente. Además las propias bases de la bolsa de empleo la limitaban por un periodo máximo de 9 meses. Y las propias bases de la nueva bolsa le dan una vigencia de 2 años. Esto significa que al primer clasificado se le llama hasta cumplir ese máximo y luego, si no renunciaba antes, se pasaba al siguiente y así sucesivamente. Todos esos exámenes y requisitos para trabajar unos días al año en el mejor de los casos, se calificarían por transparencia como un exceso de celo y burocratización del ayuntamiento.

¿Qué pasaría si la persona del ayuntamiento que llama o el político TUVIERA interés en que entre el número 5 y no el 1? ¿Sería posible no llamar a los primeros y decir que si se hizo?

¿Por qué no se cumple el derecho administrativo?

desempleoLa finalidad de la bolsa de empleo es la de sustituir a un trabajador por incapacidad temporal, lo que todos conocemos coloquialmente como estar de ‘baja’. Si un peón se pone enfermo el martes y el médico le da una baja inicialmente con una duración de 5 días. El Ayuntamiento “tira” de la bolsa de empleo para sustituirle. ¿Como se avisaba al sustituto? Pues por teléfono. A nadie se le escapa que si hay que cubrir un puesto de trabajo 5 días y se le tiene que notificar conforme a derecho administrativo de forma escrita y con acuse de recibo, para cuando se le notificará ya habría pasado el tiempo del contrato. Por ello, los técnicos de personal del Ayuntamiento llaman por teléfono al interesado para notificarle que tiene trabajo. ¿Pero y si no contesta en ese momento al teléfono? Pues se pasa al siguiente, lo cual ocasiona reclamaciones y quejas posteriores porque hay gente que no se entera de la llamada y pierde la oportunidad de trabajar aunque sea por unos días. En derecho administrativo, que es el que regula las relaciones entre la administración y los ciudadanos, es obligado que todas las notificaciones del Ayuntamiento tengan un recibo y entreguen copia al interesado. Sino se vulnera el derecho, pues ni el propio Ayuntamiento puede justificar que se le ha tratado de informar. ¿Qué pasaría si la persona que llama o el político de turno tiene interés en que entre el número 3 y no el 1 o el 2? ¿Sería posible no llamar a los primeros y decir que se si se hizo? La posibilidad, no digo que sea real, pero existe y por ello es obligatorio la notificación con resguardo.

curriculum-empleo¿Qué pasará a partir de ahora? Esta bolsa, es nueva si, pero mantiene el viejo método para avisar a los aspirantes seleccionados. Tampoco cambia el motivo por el cual se les va a llamar: cubrir bajas. ¿Qué pasará entonces cuando les llamen no les localicen y pasen al siguiente?  El Ayuntamiento vulnerará el derecho administrativo básico pero en esta ocasión, además de haber hecho perder su oportunidad de trabajar a un ciudadano, también perderá un tiempo y esfuerzo precioso. El problema seguirá existiendo pero el cabreo que se genera será mucho mayor.

el grueso de las contrataciones municipales en los próximos años seguirá viniendo por los planes de empleo de la Junta de Castilla y León

¿Por qué la mayoría de contratados no se harán por la bolsa de empleo?

En resumen, si fuera para cubrir un puesto en el Ayuntamiento de forma indefinida sería entendible, defendible y deseable pero para dos ratos al año pues no. Además, que nadie se equivoque, el grueso de las contrataciones municipales en los próximos años seguirá viniendo por el camino de los planes de empleo de la Junta de Castilla y León y de la Diputación. Estos planes condicionan en las propias bases de la convocatoria a que se contrate a través de los servicios públicos de Empleo o por el mecanismo que dichas administraciones decidan. Esto es el Ayuntamiento pierde la capacidad de decidir por lo cual no podrá usar la “bolsa de empleo”.  Generalmente es el ECYL el que remite una lista con los posibles candidatos a contratar desde el Servicio Público de Empleo, no los que el Ayuntamiento quiera sino los que diga el ECYL. Además los técnicos del ECYL están presentes en el proceso de selección. Esto va a producir una paradoja, habrá gente que haga duros exámenes para estar en una bolsa de empleo de la cual no va a trabajar mientras verá como entran decenas de trabajadores al Ayuntamiento sin pasar todo este proceso y consiguiendo además contratos menos precarios: de 6 meses y a jornada completa.
Teniendo en cuenta que el Ayuntamiento de Benavente no destina en los presupuesto del año 2016 ni un euro para contratos de la bolsa de empleo y que la Junta de Castilla y León a través del acuerdo marco con los agentes sociales va a destinar 140 millones de euros a políticas activas de empleo, incluidos los planes de empleo en ayuntamientos, la mayoría por no decir la totalidad, de contrataciones en el Ayuntamiento de Benavente se harán al margen de la bolsa de empleo.

ausencia de reserva de plazas a personas con discapacidad en la bolsa de empleo

Eso sin hablar de otros fallos garrafales como son la ausencia de reserva de plazas a personas con discapacidad en la bolsa de empleo o el disponer de muy pocos días para revisar el examen ¿Diez días para revisar las reclamaciones de un proceso con más de 1.700 solicitudes? Lo normal en la administración son de 15 a 30 días pues la finalidad de la revisión y reclamación es impedir la indefensión del administrado (ciudadano) frente a su administración (ayuntamiento). Todas estas reducciones en los plazos e incrementos de la burocracia (papeleo y tramites) forman parte de una vieja y cuestionable forma de hacer política poniendo palos en la rueda del carro. Lo lamentable es que esta rueda es la del empleo y el carro está lleno de parados. Un carro que es vital que siga moviéndose y sus ruedas girando sin trabajas administrativas.

REDACCIÓN

Noticias recientes

Focos de insalubridad multiplican quejas vecinales.

El PP pide al Equipo de Gobierno que adopte las medidas necesarias para evitar la proliferación de focos de insalubridad…

1 semana hace

Falta de control en la gestión del dinero público.

El PP de Benavente denunciaba recientemente la "pantomima" deL gobierno municipal de PSOE/IU en el Ayuntamiento de Benavente y ponía…

1 semana hace

Acuerdo unánime en las Cortes para dotar a Zamora de Unidad de Ictus

El Pleno de las Cortes ha aprobado hoy una Proposición No de Ley por la cual “instan a la Junta de…

2 semanas hace

Mañueco garantiza su apoyo a la reactivación industrial de Benavente

El candidato popular a la presidencia del a Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha garantizado hoy en…

2 semanas hace

Pírrico ahorro en los presupuestos elaborados por PSOE-IU en Benavente

El Alcalde deja fuera de los Presupuestos el ARRU de Las Malvinas, al no disponer de los 221.921 euros de…

2 semanas hace

Los presupuestos participativos, “burda pantomima” y “engaño manifiesto”

El PP de Benavente ha calificado los presupuestos calificativos de "burda pantomima" y "engaño manifiesto" a los benaventanos. Para el…

2 semanas hace