Una representación oficial de la Diócesis inglesa de Brentwood ha visitado esta semana la ciudad de Zamora para conocerla e iniciar los contactos en vistas a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de 2011. La Diócesis de Zamora tiene previsto acoger a unos 1.500 jóvenes en los días previos al encuentro multitudinario en Madrid.

 El pasado jueves 26 han visitado Zamora el padre Dominic Howarth, capellán del Servicio de la Juventud Católica de Brentwood, y la joven Clare Sullivan. Volaron desde la Diócesis de Brentwood –en Londres– para visitar la ciudad, pues el próximo verano su intención es volver con un centenar de jóvenes de Brentwood para participar en Zamora en los días previos a la celebración de la JMJ Madrid 2011.

La delegación de esta Diócesis inglesa es la primera en visitar la ciudad, aunque otras diócesis de Italia, Costa Rica, Paquistán y otros países se han puesto ya en contacto con el Obispado de Zamora. Esto significa que entre el 11 y el 15 de agosto de 2011 más de 1.500 peregrinos, procedentes de diversas partes del mundo, “vendrán a disfrutar de nuestra hospitalidad, a conocer nuestra tierra y por supuesto a compartir y celebrar juntos la misma fe”, en palabras de José Alberto Sutil, vicario parroquial de Cristo Rey, uno de los anfitriones.

Los británicos han quedado encantados. La mejor tarjeta de visita de Zamora, han dicho ellos, es la ilusión y el entusiasmo con el que el equipo de Pastoral Juvenil está trabajando en este proyecto. En todo momento, el P. Dominic y Clare han estado acompañados por el director del Secretariado de Pastoral Juvenil, Juan Carlos López, y su familia, así como de algunos miembros del equipo del Secretariado.

Los huéspedes han podido visitar la Catedral y el Obispado, así como otras iglesias del casco antiguo y el Seminario Diocesano “San Atilano”. Han disfrutado de los paseos por el casco histórico y han podido aprender lo que significa “ir de tapas” en los bares típicos de la ciudad.
Al elegir agosto como fecha para su visita, han podido comprobar in situ que el próximo año van a tener que venir dispuestos a aguantar al recio calor del verano castellano. “También han escuchado con interés sobre nuestra pasión por la Semana Santa y sobre la configuración rural de nuestra geografía diocesana”, explica Sutil.

En la apretada agenda de la jornada también ha habido lugar para una interesante reunión en la que unos y otros han intercambiado informaciones, dudas y sugerencias. Al igual que la Diócesis de Zamora, los ingleses han participado en otras ediciones de la JMJ y están seguros de que la experiencia en Madrid y en la acogida previa de Zamora estará a la altura de las circunstancias.

El propio P. Dominic ha explicado sus impresiones en este saludo dirigido a todos los zamoranos: “Somos de la diócesis de Brentwood en Inglaterra y vamos a venir con 100 jóvenes el próximo agosto. Hemos llevado a nuestros chicos a Colonia y a Australia y lo mejor ha sido la experiencia de ser acogidos en familias de la Diócesis. Cuando un joven que vive 50.000 millas más allá conoce una familia y es bienvenido en ella con una hospitalidad generosa, esto causa una gran impresión en su persona y es un verdadero modelo de vida cristiana”.

El sacerdote inglés continúa afirmando: “Clare y yo hemos encontrado en Zamora una ciudad interesante, llena de historia y espiritualidad, y también generosa. Esperamos y rezamos para que nuestros chavales experimenten lo mismo. Esperamos que tanto nuestros jóvenes, como todos los que vengan, traigan aire fresco y color a Zamora en este gran festival de la fe que serán los ‘Días en las Diócesis’ en Zamora”.

La diócesis de Brentwood en Inglaterra nació en 1917 y abarca un extenso territorio, desde la parte este de Londres hasta la costa del mar de Norte, con el condado de Essex y otros territorios históricos como Southend-on-Sea y Thurrock. Es pastoreada por el obispo Thomas McMahon y cuenta con una población de unos 250.000 habitantes, de la que el 10% son católicos.

La JMJ Madrid 2011

La JMJ es una convocatoria anual para todos los jóvenes del mundo, puesta en marcha por primera vez por el papa Juan Pablo II en 1985, en Roma, en el Año de la Juventud. Cada año se celebra alternativamente bien en las Diócesis o bien en alguna capital mundial donde el Papa cita a los jóvenes. Nuestro país tiene la suerte de acoger este evento el próximo año en Madrid, del 16 al 21 de agosto. En los días previos, varias Diócesis, como Zamora, acogerán a los peregrinos y llevarán a cabo diversas actividades.

Según acaba de explicar ayer mismo el obispo auxiliar de Madrid César Franco, organizador del evento, la JMJ es “una ocasión para que los jóvenes del mundo se encuentren, oren, compartan su fe y la celebren gozosamente. Las Jornadas son una manifestación de la juventud de la Iglesia, una fiesta de la fe en torno a Cristo resucitado”. Según el prelado, “nuestra Iglesia saldrá fortalecida y animada ante el testimonio de los jóvenes, que, a pesar de las dificultades ambientales, siguen a Cristo, se fían de él y procuran serle fieles”.

De hecho, tal como afirma César Franco, “en todos los lugares donde se ha celebrado la Jornada Mundial de la Juventud, la Iglesia ha recuperado confianza en sí misma, han renacido las vocaciones para el sacerdocio y la vida consagrada y se ha evaporado el mito de que los jóvenes no quieren saber de Cristo ni de su Iglesia”.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.