– Dice que “los países que necesitan financiación exterior, como España, han de corregir su déficit con un esfuerzo de austeridad en sus cuentas públicas”

– Señala los fallos en la política monetaria y los problemas en los mecanismos de supervisión y control como algunas de las causas que han provocado la  crisis

– Aboga por apoyar a las pymes que se juegan su dinero y que no tiene porqué pagar ahora “las aventuras que  han hecho algunos  que en poco tiempo han querido forrarse”    

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy,  ha propuesto al presidente del Gobierno un decálogo de medidas que, a su juicio, Rodríguez Zapatero debe plantear en la  Cumbre Financiera Internacional que se va a celebrar el próximo día 15 de noviembre en Washington.  

Dentro de este paquete de propuestas, Rajoy ha destacado que hay que garantizar la “presencia de España en el proceso a partir de ahora, apelar a la responsabilidad de los sectores implicados, es decir, las entidades financieras, los organismos de supervisión y control y los gobiernos, y sobre todo, que el sistema financiero vuelva cumplir su misión de vehículo para llevar el ahorro a las familias y a las empresas, que son las que crean riqueza y empleo”.  

Asimismo, durante su intervención ante los medios de comunicación tras su reunión con el presidente del Gobierno, Rajoy ha explicado otros de los principios generales que “deben ser la guía o los inspiradores de cualquier decisión que se adopte en la Cumbre”. En primer lugar, el dirigente popular considera que  “las soluciones que se adopten o son globales  o no serán soluciones” porque “nos encontramos ante la primera gran crisis  de la economía financiera mundial y la respuesta debe ser coordinada de manera internacional”.  

Asimismo, Rajoy considera que la posición de España en la Cumbre debe ser solidaria”, es decir, la misma que el resto de países de la Unión Europea y que las medidas que se planteen en la reunión “deben defender la libertad económica y la economía de mercado”.  

CAUSAS Y SOLUCIONES

Por otra parte, Mariano Rajoy ha citado “los excesos en los mercados financieros, los fallos en la política monetaria, los problemas en los mecanismos de supervisión y de control y los desequilibrios internos que han favorecido la contaminación general del sistema financiero”, como las causas que han provocado esta crisis económica mundial en opinión del Partido Popular.  

A continuación, el dirigente popular ha explicado a los medios de comunicación que  las soluciones a esta crisis pasan por hacer frente a diferentes retos. Así en primer lugar “hay que diseñar  una  nueva política monetaria que esté vigilante ante el exceso de liquidez y sus   síntomas”. En segundo lugar, ha continuado, “es muy importante  un nuevo marco de supervisión y de regulación financiera”.  

En tercer lugar, Rajoy ha explicado la necesidad de “plantear una política de austeridad presupuestaria que evite los graves desequilibrios actuales, o que los corrija”. En este sentido, Rajoy ha declarado que “los países que necesitan financiación exterior, como es el caso de España,  han de corregir su déficit con un esfuerzo de austeridad en sus cuentas públicas”.  

Por último, Rajoy ha planteado como solución a la crisis “plantear un método de trabajo para llevar a cabo las reformas institucionales precisas y defender la presencia en ellas de España”. “Vamos a estar en Washington  y tenemos que estar allí en situación permanente y no estar en debates como los que se han producido estos días que sólo dan sensación de provisionalidad”.  

Asimismo, Rajoy ha abogado por “hacer pedagogía, defender valores y principios”. “Nosotros debemos apoyar a esa pequeña y mediana empresa que se juega su dinero y se esfuerza  día a día. Eso son las clases medias y toda esa gente no tiene porqué pagar ahora las aventuras que  han hecho algunos  que en poco tiempo han querido forrarse”, afirmó.

No hay comentarios