• Asegura que es un sistema “antisocial”, que discrimina  a los españoles de hoy y es insolidario con los de mañana
  • Denuncia que Zapatero ha renunciado a su obligación de defender el interés general para ganar unos meses de estabilidad presupuestaria
  • “Las cosas se han hecho con oscurantismo, con falta de transparencia y finalmente con autoritarismo”
  • “A pesar de sus promesas, el Ejecutivo vuelve a abandonar a las corporaciones locales”

Martinez Maillo en el Comite Nacional del Alcaldes del PP
*Fernando Martínez Maillo en el Comite de Alcaldes del PP.

14, julio, 2009.-  El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha criticado hoy la frivolidad de Rodríguez Zapatero en la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica. “Le ha salido una gigantesca chapuza que discrimina a los españoles de hoy y que es insolidario con los españoles del mañana. Este no es un modelo ni para la estabilidad ni para la cohesión. Por más amenazas que pueda lanzar la vicepresidenta del Gobierno es un modelo profundamente antisocial”, añadió.

 En la reunión del Comité de Alcaldes del PP, Rajoy ha destacado la importancia del sistema de financiación porque determinará los recursos de las autonomías para los próximos años y en servicios públicos muy importantes, como la sanidad o la educación.

 En este sentido, Rajoy criticó el método utilizado para presentar el nuevo sistema. “Es un método muy habitual en el presidente del Gobierno. Es el método del como sea. Había que sacar un modelo de financiación por puro interés partidista y se ha prescindido absolutamente de la justicia, no se ha prestado atención a lo más importante que es la claridad de los contenidos y, además, se ha obviado la necesidad de llegar a un acuerdo con los partidos políticos y las Comunidades Autónomas”, añadió.

 A su juicio, esta es una chapuza más de las que hemos visto en los últimos meses y en un tema importante que conllevará “inevitables consecuencias negativas” para los españoles. “El modelo se ha hecho tarde, se ha hecho mal, se ha cerrado con un pequeño partido olvidándose del resto de las fuerzas políticas que están representadas en las Cortes Generales”, añadió.

 El presidente del PP denunció que se haya dejado al margen al conjunto de las Comunidades Autónomas y subrayó que los gobiernos autonómicos son parte del Estado y no meros “convidados de piedra” a las negociaciones de Zapatero con los eventuales socios que le puedan aprobar en su día los presupuestos.

 “Las cosas se han hecho con oscurantismo, con falta de transparencia y finalmente con autoritarismo”, añadió. En este sentido, consideró “inadmisible e inaceptable” que desde la vicepresidencia del Gobierno se amenace a las autonomías por adoptar una posición u otra. “Me gustaría, si hay transparencia como dice el Gobierno, que Zapatero convocara una rueda de prensa en la Moncloa y dijera con meridiana claridad en qué consiste el modelo y qué va a suponer para cada una de las Comunidades Autónomas”, añadió.

CONSECUENCIAS DEL MODELO
Entre las consecuencias del nuevo sistema, Rajoy destacó que es un modelo claramente antisocial porque “se ha cargado de un plumazo” –se lo deja a las Comunidades Autónomas- los fondos para la dependencia. En segundo lugar, rompe el consenso obligado en un asunto de Estado de estas características – el Ejecutivo llega a un acuerdo con un partido e impone a los demás dicho resultado-.

 En tercer lugar, quiebra la cohesión y la solidaridad interterritorial. En este sentido, el presidente del PP destacó que se puede plantear la gestión de más dinero público, pero hacerlo de forma insolidaria y regresiva acabará provocando mayores diferencias ente CC.AA. y ciudadanos. La cuarta consecuencia es que se generará un enorme problema para el presente y el futuro porque se castiga  a las autonomías que bajan impuestos y se aumenta el endeudamiento del Estado. Así,  advirtió que cuanto mayor sea el déficit y la deuda pública menos posibilidades de financiación tendrán las PYMES y los autónomos. Además, el nuevo sistema conllevará “de manera inevitable” una nueva subida de impuestos que, en tiempo de crisis, provocará más recesión y más paro.
 Por último, Rajoy citó el debilitamiento de la política tributaria y fiscal del Estado. En este sentido, aseguró que las Comunidades Autónomas tienen la obligación de defender sus intereses propios, pero el presidente del Gobierno tiene la obligación de defender el interés general.  Así, lamentó que el presidente del Gobierno haya renunciado a cumplir con su obligación para ganar unos meses de estabilidad parlamentaria. “Con este modelo, el caos está servido y me siento muy distante de esto que se ha hecho, creo que va a generar complicaciones muy importantes de cara al futuro”, añadió.

FINANCIACIÓN LOCAL
Rajoy reclamó, una vez más, que se aborde de forma conjunta la financiación autonómica y local. En este sentido, subrayó que las corporaciones locales son las más cercanas a los ciudadanos y consideró “insostenible”  su situación actual. “El gobierno vuelve a abandonar, a pesar de sus promesas, a las corporaciones locales”, añadió.

 Rajoy advirtió que la “mala costumbre” de Zapatero de gobernar pensando sólo en lo que va a pasar en los próximos  días o meses  generará problemas para todos. El PP, según destacó,  seguirá dando la batalla de las corporaciones locales y defendiendo un modelo justo, sensato y razonable en beneficio de los ciudadanos.

 En este sentido, consideró un “acto zafio y antidemocrático” la exclusión del PP de la negociación de la financiación local que está realizando la FEMP. “No vamos a aceptar una negociación, si es que la hay, de la que se excluya al PP y utilizaremos todos los medios políticos y legales a nuestro alcance –incluido el ir a los tribunales- para que este tipo de tropelías no vuelvan a producirse en España”

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.