Grupo Municipal del Partido Popular de Benavente.

Los Concejales del PP han presentado alegaciones a la imposición de limitaciones no justificadas al derecho a plantear preguntas en el Pleno aprobada por PSOE e IU en el Ayuntamiento de Benavente; dirigidas a los órganos de gobierno del Ayuntamiento, sin pasar por la “censura” previa del Alcalde, al que acusan de falta de transparencia.

Califican de “espíritu censor” la limitación que han establecido de un derecho constitucional de los Concejales, dado que la facultad de formular estos ruegos y preguntas se inscribe en su derecho de representación derivado del artículo 23 de la Constitución.

Su objetivo, tal y como han redactado esta modificación del Reglamento, no es otro que cercenar el derecho de control y fiscalización de los concejales poniendo límite temporal a la formulación de preguntas y obligando a que se realicen por escrito, algo que carece total y absolutamente de la más mínima lógica. Más allá del ánimo de censura que les mueve.

Intervención del Concejal del PSOE Fernando Marcos.

Denuncian desde el PP, que nunca se ha producido el más mínimo problema con este tema, pero el Concejal del Área está empeñado en crearlos, para justificar su sueldo.

“El afán del Concejal que lo redactó, Fernando Marcos, ha sido siempre imponer restricciones y normas que no negocia con los afectados, porque tiene el complejo de creerse siempre en posesión de la verdad absoluta”.

El cambio normativo, imponiendo condiciones que dificultan la labor de fiscalización de la oposición y que únicamente busca poner trabas, se produjo como consecuencia del “berrinche” que provocó una intervención de la concejal de Ciudadanos en el Pleno, en el que criticó duramente la actuación del Teniente de Alcalde, Manuel Burón.

El Concejal del Área ha justificado la medida poniendo como ejemplo el sistema de funcionamiento de la Diputación Provincial; sin embargo desde la oposición le recuerdan que “en el Ayuntamiento de Zamora se permite que se realicen las preguntas verbalmente en el mismo Pleno. Y el ejemplo utilizado, la Diputación, no tienen en cuenta que el Ayuntamiento de Benavente solo hay tres personas con dedicación exclusiva, el Alcalde, el Concejal de Régimen interior y el único concejal de IU, pero en Diputación todos los grupos disponen de personal y medios. No se deben de comparar ambas situaciones para tratar de justificar lo que van a hacer”.

Sobre los temas que PSOE e IU no quieren admitir preguntas ni ruegos en Pleno, los que se refieren a asuntos ajenos al ámbito de competencias del Ayuntamiento, les recuerdan que son numerosas las actuaciones del Ayuntamiento que no son de su competencia y sobre los que se les va a impedir preguntar. ” Quieren un cheque en blanco, esto es peor que una dictadura”, les acusan desde el PP.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.