El delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, ha solicitado a los ciudadanos que extremen las precauciones para evitar los incendios forestales en la época de máximo riesgo y que en caso de que se produzcan ponerse en contacto con el 112, ya que la inmediatez es fundamental para minimizar los daños en el medio natural.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Alberto Castro, acompañado por la subdelegada del Gobierno, Pilar de la Higuera, se ha desplazado esta mañana hasta la localidad de Rosinos de la Requejada, en la comarca de Sanabria, para visitar la base aérea que la Junta de Castilla y León tiene en este municipio, donde se encuentran asentados diversos medios para la lucha contra incendios tanto de la Junta de Castilla y León como del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino.

Alberto Castro, ha recordado, una vez más, la importancia que tiene extremar la precaución ciudadana para evitar incendios en los meses de verano, unos meses especialmente peligrosos este año debido a las condiciones meteorológicas que ha propiciado que la vegetación sea abundante y con las altas temperaturas esté seca. Por tanto, ha señalado que es fundamental las labores de vigilancia que realiza la Guardia Civil para disuadir a los que queman el monte.
El máximo responsable de la Junta de Castilla y León en la provincia ha manifestado la buena colaboración con la Administración Central en todos los ámbitos, destacando en los incendios forestales tanto con la aportación de medios para la extinción como para prevenir e investigarlos. Alberto Castro, ha señalado que la Junta de Castilla y León como responsable en la lucha contra el fuego tiene un dispositivo de más de 400 profesionales que trabajan para minimizar los daños en los montes cuando se produce un incendio.
BASE AEREA
La base aérea se encuentra en el término municipal de Rosinos de la Requejada, a una altitud de 1.005 m. La longitud de la pista es de 850 m, con un área de seguridad de 500 m en dirección sur, y una anchura de 14 m, con pavimento asfaltado.
En tierra existe un edificio que alberga a la Cuadrilla de Acción Rápida y cuenta con emisoras de banda aérea y banda terrestre.
La Junta de Castilla y León tiene dos helicópteros de transporte y extinción, que cuentan con dispositivo de transporte de agua (helibalde o bambi), y en el que, además de los pilotos, prestan sus servicios un técnico, un agente forestal y otros seis trabajadores (en total 10 personas para los dos helicópteros). Además, Rosinos de la Requejada cuenta con una de las 14 cuadrillas de prevención y extinción. Estos equipos son las tradicionales cuadrillas de tierra, formadas por un capataz y 7 peones. Su trabajo consiste en realizar tratamientos preventivos en las masas forestales de la provincia, acudiendo al incendio en vehículo todo-terreno cuando son requeridas.
Mientras que la Dirección General de Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino aporta dos aviones anfibios (cargan en tierra o en agua).
 
Teléfonos de emergencias
Central provincial de incendio: 980 51 51 51
Emergencias en general: 112

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.