A la segunda va la vencida. Penélope Cruz se ha convertido en la primera actriz española en llevarse un Oscar por su interpretación en la película Vicky Cristina Barcelona, del director neoyorquino Woody Allen. La primera nominación le llegó en 2007 de la mano de Pedro Almodóvar y su aclamada cinta Volver.Cruz ha recibido la estatuilla de manos de cinco de sus antecesoras, Goldie Hawn, Anjelica Houston, Whoopi Goldberg, Eva Marie Saint y Tilda Swinton.

La tradición mandaba que Javier Bardem, Mejor Actor de Reparto el año pasado, le entregara esta noche el Oscar pero se encuentra en Barcelona rodando Biutiful, del mexicano Alejandro González Iñárritu.

   En un breve discurso en inglés, Cruz, visiblemente emocionada, dedicó el premio a sus padres, a sus hermanos, a Woody Allen -a quien agradeció que confiara en ella- y a su “amigo” Pedro Almodovar, así como a otros directores con los que trabajó como Bigas Luna y Fernando Trueba.

   Además, y ya en castellano, compartió el Oscar “con todos los actores de mi país” y con todos los que desde España estén compartiendo esté momento “y lo sientan como propio”. También tuvo palabras de recuerdo a su ciudad natal, Alcobendas, al recordar las noches que pasaba en vela para poder ver en directo la gala de los Oscars por televisión.  La actriz, que comenzó sus palabras preguntado si alguien se había desmayado al recoger un premio “porque yo podría ser la primera”, abogó por proteger la industria del cine, tras subrayar que como cualquier otro tipo de expresión artística “ha sido y será siempre un lenguaje universal”.

   Minutos después, ya más tranquila pero casi igual de emocionada, Cruz atendió brevemente a los medios tras pasar fugazmente por el baile organizado por el Gobernador. “Todavía no me lo creo”, insistió la actriz madrileña que confesó que después de recoger el premio se pasó “quince minutos sin parar de llorar” y que incluso ha tardado varios minutos en poder mirar a su Oscar a la cara. Tras volver a dedicar el galardón a todos los actores españoles y los directores que la han ayudado en su carrera, Cruz aseguró que la felicidad y la alegría de este momento histórico pueden más que el cansacio acumulado y prometió celebrar el Oscar hasta que el cuerpo aguante. “Todo el mundo a emborracharse”, concluyó.

PARTÍA COMO FAVORITA

   La madrileña partía como favorita en todas las quinielas, toda vez que Kate Winslet competía en otra categoría, la de Mejor Actriz,  y en la lucha por la preciada estatuilla dorada Cruz se enfrentaba a Amy Adams y Viola Davis, por sus respectivos papeles en La duda, Marisa Tomei, por El luchador, y Taraji P. Henson, por El curioso caso de Benjamin Button.

   La actriz británica le había ganado la partida tanto en los Globos de Oro como en los premios del Sindicato de Actores, pero esta noche Cruz ha podido con todo y finalmente ha logrado igualar la gesta conseguida el año pasado por Javier Bardem al convertirse en la primera española en ganar un Oscar.

   El último reconocimiento por su interpretación de María Elena le llegó hace sólo unas horas, el Independent Spirit como mejor actriz de reparto, que recogió en la playa de Santa Mónica (Los Angeles). Previamente recibió el Bafta, el Goya o el Círculo de Críticos de Nueva York, entre otros galardones.

SEGUNDA NOMINACIÓN

   Se trataba de la segunda nominación al Oscar de Penélope Cruz. En 2007 ya acudió al Teatro Kodak de Los Angeles como candidata a la estatuilla como mejor actriz principal por su papel en la película de Pedro Almodóvar Volver. En aquella ocasión, la afortunada fue Helen Mirren por su interpretación de Isabel II en ‘La Reina’, de Stephen Frears.

   Vicky Cristina Barcelona, la última película de Woody Allen rodada íntegramente en España, está protagonizada por Javier Bardem, Scarlett Johansson, Rebecca Hall y Penélope Cruz, y se estrenó a mediados de septiembre tras su paso por el Festival Internacional de San Sebastián.

   Se trata de una comedia sobre las relaciones a tres bandas y describe el verano que pasan dos turistas norteamericanas, interpretadas por Hall y Johansson, en España, donde conocen a un artista español un tanto loco (Bardem), que mantiene una turbulenta relación con su ex novia María Elena (Cruz).

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.