Pablo de Tarso: el último viaje. Una propuesta sugerente que consolida un futuro prometedor

Esta película de Pablo Moreno coproducida con San Pablo Multimedia supone un salto cualitativo interesante en la trayectoria de este director y del joven grupo productor Contracorriente. La aventura, que comenzó con “Jesús, el peregrino de la luz” y siguió con “Talitá Kum”, se consolida en este largometraje.

Dentro de las películas bíblicas con formato más bien televisivo, este film es un ejercicio de audacia. En primer lugar por abordar con medios dignos pero modestos una producción de amplias exigencias en la puesta en escena y con un numeroso reparto de actores. En segundo lugar por acercarse a una figura cristiana de primera índole con fidelidad al legado de sus textos y a la reconstrucción histórica del itinerario paulino. Y, por último, al afrontar este reto un equipo joven pero ya experimentado en la realización cinematográfica.

Con un resultado notable, se nos presenta a un Pablo de Tarso (Jacobo Muñoz) humanamente creíble que desde su prisión en Roma y acompañado de Pedro, reconstruye su itinerario personal y misionero. Desde su tiempo de perseguidor de los primeros cristianos a su conversión, desde su primera misión acompañado por Bernabé hasta los caminos de la misión independiente, aparece en escena el movimiento de la fundación del cristianismo. Un final simbólico de carácter épico y espiritual viene a culminar una narración que condensa bien el camino histórico y el itinerario existencial.

Con escenas de destacable belleza plástica, destacan también la composición digital y una banda sonora elocuente. El compositor Andrés Tejero descubre así otra vertiente a su muy significativa aportación musical, que da adecuada profundidad dramática a la historia. Las influencias del neorrealismo y del mismo Pasolini a la hora de incorporar algunos actores del pueblo, la estética de películas como 300 (2006) de Zack Snyder o las algunas pistas de su antecesora San Pablo (2000) de Roger Young se incorporan con novedad a esta propuesta. Así, el director nos presenta las distintas dimensiones del personaje sin caer en el biopic dulzón ya que que, con un formato actual, nos muestra los distintos pliegues de esta personalidad compleja y excepcional.

Enhorabuena al equipo de Contracorriente Producciones por este Pablo de Tarso que supone un salto cualitativo y que ya está en condiciones de incorporarse a los circuitos profesionales tanto de la distribución como de la exhibición. También la felicitación a San Pablo Multimedia en este nuevo impulso para ofrecer en lengua castellana una producción audiovisual de carácter espiritual y cristiano a un amplio sector de público que en este momento no tiene un medio de distribución de este tipo de propuestas. Así, parece extraño que el público italiano (64 millones) tenga mucha más oferta que el público hispanohablante (440 millones). Algo que supone un reto para una Iglesia que no termina de tomar conciencia del cambio cultural que abordamos. Todo lo cual hace más significativa esta propuesta que viene de Ciudad Rodrigo (Salamanca) en una zona un tanto olvidada pero rica en inteligencia y creatividad.

1 Comentario

  1. Pablo de Tarso. El último viaje » Amplia repercusión del estreno de «Pablo de Tarso. El último viaje» en Castilla y León

    […] digital, Mi comunidad, Moral y Luces o infocatólica, destaca la reseña aparecida en Zamora Digital, o la amplia entrevista a Pablo Moreno en La opinión de Zamora.  La primera dedica a Pablo de […]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.