El colectivo de Nuevas Generaciones de Benavente quiere responder a las incoherentes acusaciones del señor Cuadrado, que ha dicho que el señor Antonio Vázquez se está escondiendo, o mejor aún, que el Partido Popular lo está escondiendo, desde Nuevas Generaciones pedimos al señor Cuadrado, que despierte de su sueño, ese sueño que le está alejando de la realidad cada vez más. El señor Cuadrado ha dicho que hacer campaña es un derecho de los electores y por tanto el Partido Popular debería respetarlo. Este señor no deja de asómbranos cada día un poquito más. Pedimos al señor Cuadrado que no diga más incoherencias antes de que los votantes de su partido comiencen a pensar que está desesperado ante una contundente derrota en las urnas. El Partido Popular esta realizando diversos actos por toda la provincia, este viernes tubo lugar un acto en Zamora en el cual intervino el señor Vázquez  fue en el Pabellón de la Diputación y aseguramos que no cabía ni un alfiler. El Sábado por la tarde el señor Vázquez y toda la candidatura parlamentaria popular al completo estuvo en Benavente incluido el señor Aristegui al que el señor Cuadrado parece no ver o no querer ver. De nuevo la afluencia de publico fue masiva y el salón se lleno. Hoy estará en Villalpando, mañana en Toro y el miércoles volverá por la comarca de Benavente y así cada día, visitando 2 pueblos diarios al margen de reuniones sectoriales, mesas de trabajo, etc.Pero estos actos se quedan pequeños, que digo pequeños, minúsculos, si los comparamos con el acto de campaña que tubo lugar el domingo en la Plaza de Toros de León. Nuevas Generaciones de Benavente acompaño a Mariano Rajoy, y el espectáculo fue impresionante, más de 15.000 personas abarrotaron la plaza de toros, cerca de 3.000 se quedaron en la calle. La respuesta de los leoneses fue épica, eso si que fue soñar despiertos y no lo que hace el señor Cuadrado. Nuevas Generaciones señala que teniendo en cuenta que hace tan solo unos días el señor Zapatero también estuvo en León, y apenas acudieron 5.000 personas. La diferencia es asombrosa, casi 4 veces más, y en su propia casa, en León. A Zapatero no le quieren en su casa, que es donde mejor le conocen, igual que aquí conocemos todos al señor Cuadrado y por eso ya nadie confía en él ni en sus promesas.

Aún diremos más, él que si se ha escondido estos 4 años ha sido el señor Cuadrado, y muy bien se ha escondido porque los Zamoranos no le hemos visto ni el pelo. Moza que fuera de su pueblo va casar o va engallada o va a engañar, aquí ya no engaña a nadie señor Cuadrado y en León, Zapatero tampoco.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.