La agencia de evaluación Moody’s ha hecho pública esta mañana la nueva valoración crediticia de Castilla y León, que sitúa en Aa2. Se trata de la tercera mejor nota de las 21 posibles, y por tanto confirma la elevada capacidad de la comunidad para hacer frente a los préstamos que tiene contraídos. Esta calificación supone un descenso de un puesto en la escala de Moody’s, decisión en la que ha influido la puesta en vigilancia de la deuda de España ante una posible rebaja.

Moody’s reconoce una vez más los buenos resultados de la política presupuestaria y financiera de la Junta, y con ello revalida la capacidad y disposición de la comunidad para cumplir con las obligaciones derivadas de las operaciones de endeudamiento. La valoración otorgada a Castilla y León es la tercera mejor posible dentro del baremo de 21 escalafones utilizado por la agencia internacional.

La nueva calificación que se otorga a Castilla y León (Aa2 con perspectiva negativa) continúa siendo muy elevada. De hecho, la región es una de las seis autonomías de régimen común que tienen la nota más alta. En la terminología de Moody’s, la pertenencia a este grupo implica “una deuda de alta calidad y muy bajo riesgo”.
La entidad justifica su decisión de rebajar un puesto la calificación regional en el incremento del endeudamiento respecto al ejercicio anterior, pero sobre todo en la puesta en vigilancia de la deuda soberana española, que se enfrenta a una posible rebaja de su ‘rating’. La agencia también ha recortado hoy la nota de Extremadura, Madrid, Murcia y Castilla-la Mancha.
La trascendencia de las valoraciones crediticias radica en que son indicadores básicos para evaluar y comparar la solvencia. En la medida en que los inversores se apoyan en estas referencias, una calificación de Aa2 implica que Castilla y León posee una gran capacidad para acceder a los mercados de capitales y que la captación de fondos se realice en las mejores condiciones financieras posibles.
Conviene recordar que Castilla y León ha realizado un uso responsable y consecuente del endeudamiento en los últimos años. Esto ha situado a la comunidad como la séptima región con menos deuda de España en relación al Producto Interior Bruto (PIB), con una ratio de 5,8% frente al 8,2% de media nacional, según los datos del último ejercicio cerrado, 2009. Todo indica que este diferencial se mantendrá en el futuro, de acuerdo con las estimaciones realizadas.

COMPROMISO CON LA TRANSPARENCIA
La Consejería de Hacienda de la Junta de Castilla y León encarga desde 1993 a la agencia especializada Moody’s la calificación financiera de la región. Con ello incorpora un mayor grado de transparencia y fiabilidad a la información pública, lo que reduce la incertidumbre de los posibles inversores en obligaciones de deuda pública de la comunidad autónoma

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.