La Junta de Castilla y León modificará en los próximos días la Orden que establece los sistemas de prevención de incendios forestales cuando se realizan labores agrícolas de cosechado en las inmediaciones de montes. Concretamente se pasará de la obligatoriedad en algunos aspectos a recomendación para prevenir los fuegos causados por la maquinaria agrícola. La medida afectará a toda la Comunidad de Castilla y León.

El delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, ha anunciado a los sindicatos agrarios de la provincia la decisión de la Consejería de Medio Ambiente de modificar la Orden en los aspectos relativos a las labores agrícolas de prevención de incendios forestales, que  pasarán algunos de ser obligatorios a sólo recomendación. Dicha modificación será publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León previsiblemente mañana viernes.

El delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, se ha reunido esta mañana con los representantes de los sindicatos agrarios ASAJA, COAG y UPA de la provincia de Zamora con el objetivo de informarles sobre las medidas preventivas para la lucha contra los incendios forestales mientras se realizan los trabajos agrícolas que se establecen en la Orden MAM/875/2010, de 18 de junio, por la que fija la época de peligro alto de incendios forestales en la Comunidad de Castilla y León, se establecen normas sobre el uso del fuego y se fijan medidas preventivas para la lucha contra los incendios forestales.
Sindicatos agrarios y Administración Regional coinciden en la necesidad de plantear soluciones para evitar los incendios forestales producidos por la maquinaria agrícola durante el periodo de cosecha que coincide con la época de máximo riesgo de los fuegos en los montes. Se trata de tener los máximos medios posibles para poder actuar inmediatamente y que no se propaguen las llamas cuando salta una chispa de las cosechadoras. De hecho, este año ha habido 8 incendios causados por cosechadora y 1 por segadora, todos ellos sofocados rápidamente en la mayoría de los casos por los propios agricultores. No obstante, siempre que se produzca un conato de incendio o se detecte se debe avisar inmediatamente al 112 o al 980 51 51 51.
RECOMENDACIONES
La Orden MAM/875/2010, de 18 de junio, por la que fija la época de peligro alto de incendios forestales en la Comunidad de Castilla y León, se establecen normas sobre el uso del fuego y se fijan medidas preventivas para la lucha contra los incendios forestales, concretamente en el punto 3 del artículo 6 de la Orden señala que  “En los terrenos agrícolas localizados en el monte y en la franja perimetral de 400 metros del monte, cuando se realicen labores agrícolas con maquinaria del tipo cosechadoras tanto el agricultor como el personal de la misma establecerán un plan de vigilancia, disponiendo al menos de una persona que se mantenga alerta mientras se cosecha y tome las siguientes precauciones:
·         Estar atento a las pasadas de la cosechadora por si se inicia fuego.
·         Disponer de medios de extinción suficientes para controlar el posible conato que se pueda originar.
Asimismo se tendrán en consideración las siguientes recomendaciones:
·         Disponer de un tractor y de unas gradas.
·         Reducir la velocidad de avance en terrenos pedregosos o con pendiente y elevar la plataforma de corte.
·         Realizar la cosecha del cereal avanzando en contra del viento.
Toda la maquinaria agrícola que se utilice en la franja de los 400 metros del monte, se mantendrá en las condiciones adecuadas de revisión periódica y mantenimiento que establezcan las propias condiciones de uso de esta maquinaria, para evitar que se origine fuego como consecuencia de un mal mantenimiento y limpieza de piezas mecánicas y sistema eléctrico.”

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.