El consejero de Educación, Juan José Mateos, destacó que el trabajo de los equipos y departamentos de orientación de Castilla y León se han convertido en un “servicio esencial y sistemático” para ayudar a resolver los diferentes problemas educativos, psicológicos y sociales que se manifiestan en el sistema.

En la inauguración del IX Seminario del Consejo Escolar de Castilla y León, Mateos subrayó que la labor de estos profesionales, un total de 615 en la Comunidad, contribuye a mejorar el proceso educativo y sirve de guía y tutela del progresivo enriquecimiento del alumnado, por lo que se configura como “una pieza clave”.

Este encuentro contó con la participación de expertos de Castilla y León, responsables del Consejo Escolar, así como medio centenar de asistentes. El seminario abordó la orientación educativa desarrollada en la Comunidad, las diferencias que se aprecian en las distintas etapas (Infantil, Primaria, Secundaria y FP), así como el papel que protagoniza en los procesos de mejora de la convivencia.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.