La Consejería de Fomento va a crear una nueva línea de ayudas dirigida a los propietarios de viviendas que lleven a cabo la Inspección Técnica de Edificios que puede alcanzar hasta el 30% del coste de dicha inspección. El objetivo de esta medida es incentivar el mantenimiento en buenas condiciones de uso y habitabilidad de los edificios que por otra parte es obligatoria para los propietarios de las viviendas de más de cuarenta años tal y como se ha señalado anteriormente. De esta forma se incentiva la seguridad de los edificios y al mismo tiempo se genera empleo en un sector muy afectado por la crisis económica.

El consejero de Fomento, Antonio Silván, ha inaugurado esta mañana en Soria la Jornada sobre Rehabilitación e Inspección Técnica de Edificios que pretende acercar a los profesionales, arquitectos, aparejadores y técnicos que trabajan en el sector de la construcción las novedades normativas, beneficios fiscales y ayudas destinadas a la rehabilitación e inspección de edificios. Estas jornadas tendrán su continuidad en el resto de capitales de Castilla y León a lo largo de los próximos meses concluyendo en Valladolid el 4 de mayo.

La Jornada que ha inaugurado el consejero esta mañana ha contado con la presencia de representantes del Colegio de Arquitectos, Aparejadores, del Colegio de Administradores de Fincas, Cámara de Contratistas, Instituto de la Construcción, entre otros organismos e instituciones relacionadas con el sector.
 
La inspección técnica de edificios y la rehabilitación es una garantía para los propietarios y un incentivo para crear empleo en el sector
 
La Inspección Técnica de Edificios es obligatoria para los propietarios de edificios de más de cuarenta años y en municipios de más de 20.000 habitantes y aquellos que sin alcanzar esa población disponen de Plan General de Ordenación Urbana.
 
La Inspección es una garantía para el propietario pues garantiza la habitabilidad, las condiciones de uso, la conservación y mantenimiento en condiciones adecuadas de seguridad y salubridad. Además, ahorra costes posteriores favorece la eco-sostenibilidad de las construcciones. Además, la rehabilitación y la inspección técnica de edificios constituyen elementos fundamentales para la generación de empleo en nuestra Comunidad, más aún en estos tiempos de crisis económica en el sector de la construcción.
 
La Inspección Técnica debe realizarse dentro de los doce meses siguientes a que se cumplan los cuarenta años de la terminación del edificio o de su rehabilitación integral, en su caso, y dentro de los doce meses siguientes a que se cumplan diez años desde la anterior inspección.
 
El propietario debe encargar la Inspección a un técnico competente en materia de construcción. El técnico expedirá un certificado y adjuntará un informe en el que describirá el resultado de la inspección. Los propietarios deberán presentar en el Ayuntamiento una copia de ese certificado y del informe anexo dentro del mes siguiente al vencimiento del plazo en el que corresponda realizarla. El Ayuntamiento puede requerir a los propietarios que acrediten la realización de la inspección técnica dentro de un plazo máximo de tres meses. Si no lo hacen, el Consistorio puede realizar la inspección pero los gastos correrán a cargo de los propietarios.
 
Actualmente, el Ayuntamiento de Valladolid cuenta con una Instrucción sobre la inspección, los ayuntamientos de León y Salamanca disponen de ordenanzas municipales, Ávila de ordenanza provisional recientemente aprobada, Segovia tiene un Plan Especial de Áreas Históricas, y Zamora dispone de un bando que recuerda a modo de comunicación la obligación de la inspección.
 
La consejería de Fomento financiará hasta el 30% del coste de la inspección
 
La Consejería de Fomento va a crear una nueva línea de ayudas dirigida a los propietarios de viviendas que lleven a cabo la Inspección Técnica de Edificios que puede alcanzar hasta el 30% del coste de dicha inspección. El objetivo de esta medida es incentivar el mantenimiento en buenas condiciones de uso y habitabilidad de los edificios que por otra parte es obligatoria para los propietarios de las viviendas de más de cuarenta años y en municipios de más de 20.000 habitantes y aquellos que sin alcanzar esa población disponen de Plan General de Ordenación Urbana. De esta forma, la Consejería de Fomento financiará el coste de la inspección técnica realizada por un profesional hasta el 30% del total del importe de la inspección.
 
Según el INE, en Castilla y León hay 294.140 viviendas con más de cuarenta años pertenecientes a 81.897 edificios, de 60 localidades de más de 20.000 habitantes o municipios que sin alcanzar esa población disponen de Plan General de Ordenación Urbana. En el caso de Soria, hay un total de 8.071 viviendas de estas características en los municipios de Soria, El Burgo de Osma y Almazán (se adjunta anexo detallado).
 
Incentivos Fiscales
Además, la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Hacienda, ha puesto en marcha un incentivo fiscal asociado a la inspección de edificios que bonifica las obras en inmuebles de más de treinta años de antigüedad para garantizar su conservación antes de la revisión obligatoria a partir de los cuarenta años. La deducción en el IRPF asciende al 15% de la cantidad abonada a la empresa que efectúe el trabajo con un máximo de 10.000 euros por ciudadano.
 
Más de 7.200 familias sorianas se benefician de actuaciones en materia de vivienda de la consejería de Fomento en esta legislatura
 
En los últimos cuatro años, la Consejería de Fomento ha realizado un importante esfuerzo inversor en ayudar a las familias sorianas a acceder a un bien tan preciado como es la vivienda.
 
En este sentido, cabe señalar que un total de 7.272 familias sorianas se han beneficiado en esta Legislatura de iniciativas de promoción de viviendas protegidas, ayudas a la compra, alquiler y vivienda rural, ayudas a la rehabilitación, Áreas de Rehabilitación (ARI’s) y actuaciones protegidas de suelo. En concreto, se han promovido más de 1.800 viviendas protegidas, un total de 3.329 familias sorianas se han beneficiado de las ayudas a la compra, alquiler y vivienda rural, en lo que se refiere a ayudas a la rehabilitación, un total de 1.525 familias se han beneficiado de esta iniciativa, 492 familias se benefician de las actuaciones que se están llevando a cabo mediante los ARI’s de El Burgo de Osma y de Soria capital y se han impulsado actuaciones protegidas de urbanización de suelo en las localidades de Ágreda y Duruelo de la Sierra que favorecerán el desarrollo de 92 viviendas de las que el 90% serán protegidas.
 
Más de 3.400 ayudas a la rehabilitación de edificios y viviendas en los últimos siete años
 
En los últimos años, la Consejería de Fomento ha realizado un importante esfuerzo en la rehabilitación de edificios y viviendas mediante ayudas a las comunidades de propietarios, a propietarios y a arrendatarios con ingresos familiares de hasta 6,5 veces el salario mínimo que destinen sus viviendas a residencia habitual y permanente. En la provincia de Soria, un total de 3.442 familias se han beneficiado de esta iniciativa en los últimos siete años.
 
Entre las actuaciones protegidas por esta línea de ayudas cabe señalar las mejoras en la eficiencia energética, la higiene, la salud y la protección del medio ambiente en los edificios y viviendas así como el uso de energías renovables. También se han financiado actuaciones de seguridad y la mejora de accesibilidad a los edificios y viviendas.
 
Como condiciones para acceder a este tipo de ayudas al menos el 25% del presupuesto debe estar destinado al uso de energías renovables, la mejora de la eficiencia energética, la higiene, la salud y protección del medio ambiente y la accesibilidad del edificio, y no estar en áreas de rehabilitación.
 
Impulso al mantenimiento y conservación de 492 viviendas a través de las Áreas de Rehabilitación de El Burgo de Osma
 
Otra de las iniciativas que está impulsando la Consejería de Fomento en colaboración con otras administraciones y particulares propietarios es el desarrollo de las Áreas de Rehabilitación que tienen como principal objetivo recuperar barrios y conjuntos de viviendas mediante actuaciones integrales de acondicionamiento de edificios y viviendas y de entornos urbanos. Las intervenciones se realizan tanto en cascos históricos como barrios degradados periféricos, y en ciudades o en municipios de ámbito rural.
 
En la provincia de Soria, están en marcha dos Áreas de Rehabilitación de estas características. Una de ellas en El Burgo de Osma, que hoy ha visitado el consejero de Fomento, y otra en la capital. En total, mediante estas actuaciones se están rehabilitando 492 viviendas con una inversión global superior a 26,2 millones de euros gracias a la colaboración entre las diferentes administraciones y los particulares.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.