La Junta de Castilla y León implantará en la comarca de Sanabria un programa de vigilancia con la instalación de 11 cámaras de video, además cuenta con 18 puestos de vigilancia distribuidos por las zonas forestales de la provincia. La misión de estos puestos es vigilar la aparición de cualquier columna de humo. Asimismo, Zamora dispone de 14 vehículos autobomba, 14 cuadrillas de prevención y extinción de incendios, tres equipos de lucha integral, cuatro helicópteros y tres retenes de maquinaria, así como un centro provincial de mando. El dispositivo contra incendios ha sido presentado por el delegado territorial de la Junta, Alberto Castro.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Alberto Castro Cañibano, ha presentado esta mañana el operativo de prevención y extinción de incendios forestales 2010 que comenzará el próximo día 1 de julio con más de 400 personas que conforman el dispositivo humano en la lucha contra el fuego. La instalación de cámaras de videovigilancia en la comarca de Sanabria (Alta y Baja) y un nuevo puesto de vigilancia en Pías son las principales novedades de esta campaña contra incendios forestales.

Alberto Castro ha destacado la profesionalidad de todas las personas que trabajan en este operativo forestal puesto en marcha por la Junta de Castilla y León. Asimismo, ha recordado una vez más la importancia que tiene extremar la precaución ciudadana para evitar incendios en los meses de verano, unos meses especialmente peligrosos este año debido a las condiciones meteorológicas que ha propiciado que la vegetación sea abundante.
La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Medio Ambiente, cuenta con 18 puestos de vigilancia distribuidos por las zonas forestales para combatir el fuego en cualquier punto de la provincia de Zamora. La misión de estos puestos es vigilar continuamente la aparición de cualquier columna de humo. Asimismo, Zamora cuenta con 14 vehículos autobomba, 14 cuadrillas de prevención y extinción de incendios, tres equipos de lucha integral contra incendios forestales, cuatro helicópteros y tres retenes de maquinaria.
PELIGRO ALTO
La época de peligro alto en Castilla y León se declara entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, aunque se pueden declarar como de peligro otras épocas cuando las circunstancias climatológicas lo aconsejen.
Se consideran prohibidas durante la época de peligro alto de incendios forestales: La utilización de maquinaria y equipos en los montes y áreas rurales situadas en una franja de 400 metros alrededor de aquellos cuyo funcionamiento genere deflagración, chispas o descargas eléctricas; los trabajos que impliquen el uso de este tipo de elementos podrán ser autorizados por la Consejería de Medio Ambiente pero, en cualquier caso, deberán cumplir las medidas preventivas y de seguridad ante el riesgo de incendios forestales; el uso del fuego en la actividad apícola salvo el empleo de ahumadores cumpliendo ciertas condiciones de seguridad; el empleo de barbacoas y similares; la quema de restos al aire libre en terrenos urbanos o urbanizables dentro de la franja de los 400 metros alrededor del monte y la celebración de cualquier prueba o evento con vehículos a motor.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.