La vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz, ha asegurado que desde hace varias semanas que no se han hallado nuevos cadáveres de ciervos en las provincias de Zamora y León, algo que demuestra que la mortandad ha remitido, aunque mantienen los niveles alerta.

   María Jesús Ruiz ha apuntado que, dado el carácter de la enfermedad detectada y del cambio de temperatura, la mortandad de ciervos ha ido remitiendo “como se ha demostrado”, y en breve estará solucionado.

   Sin embargo, la consejera ha reconocido que en la Administración autonómica continúan con los niveles de alerta y los controles que se realizan desde Agricultura.

   No obstante, fuentes de la Delegación Territorial también han indicado que cuando finalice el periodo de berrea podrán establecer con más claridad el número de ciervos afectados.

   Ruiz ha realizado estas declaraciones durante la entrega de Premios Medio Ambiente 2010, donde también se ha referido a los últimos ataques de lobo que se han sufrido en explotaciones de la Comunidad, en especial en la provincia de Zamora, y del anuncio de movilización por parte de Coag si no se toman medidas.

   En este sentido, María Jesús Ruiz se ha mostrado consciente de que el lobo es una riqueza de Castilla y León, pero también “tiene un carácter salvaje que provoca daños graves a la ganadería”.

   Así, ha recordado la existencia de un Plan Especial de Protección y Gestión del lobo para dar respuesta a la protección y también poder resolver los daños por exceso de población que pueda haber en determinados lugares.

   “Hay una comisión de seguimiento que valora la situación y deciden las cabezas de lobo que son necesarias abatir tanto al norte como al sur del Duero”, ha apuntado Ruiz quien se ha remitido a la Comisión que será desde digan cómo hay que actuar.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.