Manuel Buron no ha asumido que los 1.996 € que los benaventanos le pagan al mes, son para que gobierne y resuelva problemas. Pero ha sido incapaz de hacerlo.

Según el PP, ha convertido a Luciano Huerga en un “alcalde de paja”, él es el auténtico Alcalde y gobierna el Ayuntamiento con tan solo tres concejales, dos con sueldo. Solo hay que recordar el rechazo en Pleno de los concejales del PSOE e IU al apoyo al Pacto Antiyihadista, o la colocación de un puño en el cementerio, para constatar quien dirige la política municipal.

Está haciendo justamente lo contrario de lo que predicaba en su etapa de oposición y de lo que prometía en su programa electoral. Ha doblado el número de Concejales a sueldo en el Ayuntamiento y él mismo tiene un sueldo mayor que el de la Concejal con dedicación exclusiva del PP.

Hay ejemplos tan bochornosos como sus declaraciones en 2015, en las que públicamente discrepaba con Luciano Huerga sobre el traslado del Ayuntamiento al Centro Cívico, que ahora defiende. O su conocida postura de oposición al desarrollo del Polígono del Benavente III, o al propio Vivero de empresas en la nave roja.

No son los únicos temas en los que se ha tenido que tragar sus palabras, se le ha contagiado la externalización de servicios que tanto criticaba como fórmula de gestión. Y además lo hace en perjuicio del empleo y las empresas de Benavente.

Ha convertido el Ayuntamiento en su cortijo de propaganda ideológica, que paga con el dinero de todos los benaventanos.

El PP le acusa de desviar la atención criticando a la oposición que se está haciendo eco de la opinión de los vecinos, pese a ello su incapacidad para gestionar es ya de dominio público.

Son innumerables las ocasiones en las que el Equipo de Gobierno se ha visto obligado a actuar tras las denuncias del PP de Benavente, como sucedió con la limpieza de los cuestos de la Mota, el hundimiento de la ladera de Honduras, la limpieza del paseo del colesterol, la zona de los huertos, la reparación del suelo del parque del barrio de Santa Clara, etc., etc.

El PP ha realizado propuestas constructivas que el Equipo de Gobierno ha rechazado, como la moción para la apertura de la C/ Lagares, rechazada en Pleno por el Equipo de Gobierno de PSOE e IU. Buron dijo públicamente y dio titulares en prensa prometiendo que estaría hecho en octubre del 2015, aumentando la leyenda de que miente más que habla.

O la propuesta presentada oficialmente por el PP para crear la Mesa por el Empleo para buscar soluciones, con el ofrecimiento de trabajar todos juntos y que también rechazaron, son otros ejemplos que demuestran que no les mueven los intereses de Benavente, sino única y exclusivamente el revanchismo y los intereses económicos que han convertido el Ayuntamiento de Benavente en una agencia de colocación de PSOE-IU y donde se despide a trabajadores mientras se aumenta el número de políticos a sueldo.

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.