El presidente de la Diputación muestra su sorpresa y preocupación por los puestos de trabajo en juego y los servicios sociales especializados que se prestan a las personas con discapacidad visual

El presidente de la Diputación de Zamora, Fernando Martínez Maillo, ha remitido una carta al director general de la ONCE, Ángel Ricardo Sánchez Cánovas en la que pide una explicación en caso de confirmarse el cierre de la delegación zamorana de dicha organización en enero de 2010.

Según relata el presidente en la carta, tuvo conocimiento de los detalles de este cierre “a través de los medios de comunicación y después de una reciente reunión con los representantes del sindicato CC. OO.”, un cierre que el responsable de la institución provincial valoró como “a primera vista, sin ninguna razón objetiva”.

En el escrito, Maillo expresa su “sorpresa y preocupación, así como la posición inicialmente contraria al mencionado cierre por parte de la institución que presido, posición refrendada por unanimidad en el Pleno de la Diputación provincial el pasado 6 de noviembre”.

La preocupación del presidente Maillo se ve agravada porque, según el escrito, se cierne “sobre todo el colectivo de ciegos, discapacitados visuales y minusválidos de la provincia de Zamora, donde la ONCE tiene entorno a 300 afiliados, 52 agentes vendedores y 5 trabajadores en la oficina de la delegación que pretende cerrarse”.

Del mismo modo, la carta subraya la “histórica vinculación de la organización con nuestra provincia y el ingente trabajo desplegado por ésta, de ayuda e integración social de miles de zamoranos, a lo largo de estos 70 años”, por tal motivo, el presidente de la Diputación de Zamora concluye poniéndose a su disposición para acordar formalmente “una reunión con el fin de aclarar la certeza de dicha decisión y conocer, en su caso, los detalles de la misma”.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.