• Los fondos que propone inicialmente el Ministerio apenas alcanzarían para la renovación de las aceras.

Tanto el concejal delegado de Obras y Protección Ciudadana, Francisco Javier González, como los representantes de las asociaciones vecinales de los barrios afectados por la travesía de Cardenal Cisneros, confían en que el Ministerio de Fomento adecuará convenientemente como avenida urbana la actual travesía antes de trasferirla a la ciudad, según ha quedado de manifiesto en la reunión que han mantenido hoy con el fin de tratar sobre los aspectos necesarios a considerar ante la próxima reversión de los tramos de travesía urbana de las carreteras nacionales al Ayuntamiento por parte del Ministerio de Fomento, después de la entrada en servicio de la Ronda Norte de la ciudad.

En la reunión estuvieron presentes los representantes de las asociaciones de vecinos de San José Obrero, Alviar, Pantoja, Las Viñas, Candelaria-Peña Trevinca, Los Bloques y Pinilla, así como el presidente de la FAVE; quienes apoyaron la postura municipal de requerir una tratamiento adecuado para que la travesía de Cardenal Cisneros deje definitivamente de ser una “barrera que divide a la ciudad”, como apunto el presidente de la de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Jesús de la Concepción, para transformarse en una avenida urbana que vertebre las comunicaciones de la ciudad.

Ante las observaciones de los representantes vecinales sobre la falta de mantenimiento, el concejal de Obras les informó que el propio Ministerio de Fomento ha reconocido el que mantenimiento de las travesías es de su competencia “y ha prometido comenzar con el arreglo de Cardenal Cisneros, cosa que esperamos que haga”. Fransciso Javier González señaló que lo que se propone al Ministerio es la cesión de las travesías urbanas en las mejores condiciones, “porque entendemos que la cantidad que inicialmente tiene asignada de acuerdo con el decreto de transferencia, -que en el caso de Zamora supondría entorno a cinco millones de euros-, apenas alcanzaría para el arreglo de las aceras.
Pero además del arreglo de las aceras, su adecuación como avenidas urbanas conlleva otras necesidades de actuación como iluminación, ensanche de espacios verdes, pasos elevados de peatones y la transformación de los cinco cruces actuales en glorietas urbanas que contribuyan a dar fluidez y seguridad al tráfico. Estas rotondas estarían ubicadas en los cruces con la carretera de la Aldehuela y Candelaria Ruiz del Árbol, con la calle Arapiles, con la avenida de Requejo, con las tres Cruces y Alfonso Peña –donde se integraría en actual monumento de las Tres Cruces-, y con la carretera de la Estación y la calle de Villalpando

E incluso algunos representantes vecinales se hicieron eco de la propuesta de habilitación de un carril bici que permita la interconexión de las distintas zonas de la ciudad para los usuarios de este sistema de transportes, cada vez más implantado en las ciudades como alternativa al automóvil.

Además de Cardenal Cisneros las travesías urbanas de las carreteras nacionales que cruzan la ciudad (N-122 y N-630) comprenden la avenida de Requejo, avenida de Galicia, avenida de la Feria y tramo urbano de la carretera de Alcañices, con un total de 17 kilómetros de longitud.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.