Los trabajadores de la unión temporal de empresas (UTE) ‘Zamora Limpia’ suspendieron a última hora de ayer el inicio de la huelga en el servicio de limpieza y recogida de basuras anunciada en la capital a partir de las 23.00 horas, según explicó a Europa Press Jerónimo Cantuche, del sindicato UGT.

   El sindicato zamorano recordó que la de ayer fue una jornada muy intensa en la que llegaron a creer que el acuerdo era imposible aunque al final se llegó a un punto de encuentro que muchos consideraron “un acuerdo de mínimos”.

   De este modo, a las 19.45 horas de ayer, la empresa realizó una última oferta que fue debatida por los trabajadores en la asamblea de las 20.00 horas, para después ser aceptada por la mayoría.

   En un principio, los empleados exigían una subida salarial del 6 por ciento en dos años, aunque al final el incremento en 2010 será del 1,59 y el próximo año del 2,29 por ciento, aunque en ambos ejercicios se contempla la revisión salarial según el IPC real.

   Asimismo, la empresa se comprometió a abonar los retrasos acumulados del año 2008, y que se harán efectivos en la nómina del mes de julio, lo que supondrá un crecimiento del 2 por ciento en la masa salarial.

   Jerónimo Cantuche indicó que asume el acuerdo porque “es lo que votó la mayoría”, aunque comentó que los trabajadores pudieron conseguir algo más.

Los trabajadores de la unión temporal de empresas (UTE) ‘Zamora Limpia’ suspendieron a última hora de ayer el inicio de la huelga en el servicio de limpieza y recogida de basuras anunciada en la capital a partir de las 23.00 horas, según explicó a Europa Press Jerónimo Cantuche, del sindicato UGT.

   El sindicato zamorano recordó que la de ayer fue una jornada muy intensa en la que llegaron a creer que el acuerdo era imposible aunque al final se llegó a un punto de encuentro que muchos consideraron “un acuerdo de mínimos”.

   De este modo, a las 19.45 horas de ayer, la empresa realizó una última oferta que fue debatida por los trabajadores en la asamblea de las 20.00 horas, para después ser aceptada por la mayoría.

   En un principio, los empleados exigían una subida salarial del 6 por ciento en dos años, aunque al final el incremento en 2010 será del 1,59 y el próximo año del 2,29 por ciento, aunque en ambos ejercicios se contempla la revisión salarial según el IPC real.

   Asimismo, la empresa se comprometió a abonar los retrasos acumulados del año 2008, y que se harán efectivos en la nómina del mes de julio, lo que supondrá un crecimiento del 2 por ciento en la masa salarial.

   Jerónimo Cantuche indicó que asume el acuerdo porque “es lo que votó la mayoría”, aunque comentó que los trabajadores pudieron conseguir algo más.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.