Categorías Castilla y León

Los Premios al sector agrario y agroindustrial de Castilla y León recaen este año en tres entidades emblemáticas de la comunidad, ubicadas en Palencia, Zamora y Salamanca

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado hoy la Orden de la Consejería de Agricultura y Ganadería por la que se resuelve la cuarta edición de los premios al sector agrario y agroindustrial de Castilla y León convocados en el mes de marzo. Los tres premiados son especialmente significativos en el panorama de la economía agraria y agroindustrial de nuestra región.  

El Premio a la Excelencia Profesional Agraria ha sido concedido a la Cooperativa Agrícola Regional de Carrión de los Condes en Palencia, por la labor que viene desempeñando en sus cien años de vida en las comarcas palentinas de Carrión y Saldaña. Desde que el 15 de agosto de 1909 un grupo de 30 labradores firmaran el acta fundación de la asociación, germen de la actual Cooperativa Agrícola Regional, la historia de la agricultura carrionense va unida a la historia de esta cooperativa.

Este peculiar “voluntariado de labriegos” consiguió superar con esfuerzo y dedicación continuos la escasez de medios con que contaban. El inicio de su andadura se centraba en la adquisición de artículos de consumo, abono y herramientas que la cooperativa facilitaba al agricultor y éste pagaba con parte de los productos que recolectaba. Vino después la creación de una Caja Rural para facilitar la financiación de los agricultores; le siguió la comercialización de productos agrarios, cereales y oleaginosas, la deshidratación de forrajes y la elaboración de piensos para los socios ganaderos; y para hacer más fácil la vida de sus socios, pusieron en marcha desde el principio un economato que se mantiene en la actualidad.

El respeto y el sometimiento a los principios y la disciplina de la Cooperativa de los agricultores que han pasado por ella, les ha permitido crecer y ganar en competitividad y calidad, hasta conseguir alcanzar en la actualidad una facturación de 16,5 millones de euros.
La actividad principal de sus 350 socios es la agricultura, que representa el 69,85% de su facturación, centrada en los cereales, las leguminosas, el maíz, las oleaginosas, las proteaginosas y los forrajes, a lo que se añade el suministro de fertilizantes, semillas y fitosanitarios para las explotaciones.

La actividad ganadera supone un 16,25% de la facturación y se centra  en la comercialización de piensos, mezclas, materias primas y productos ganaderos.
Por último, los servicios, con un 13,90% de facturación que corresponden al autoservicio de alimentación, gasóleos, lubricantes y otros productos.

Igualmente emblemática es para Zamora y su provincia “Leche Gaza, S.L.” ganadora del Premio “Tomás Pascual Sanz” a la iniciativa agroindustrial. Fundada en 1966 como Central Lechera de Zamora para cumplir con una imposición legal y resolver el problema de la comercialización de la leche de vaca en esa provincia, desde sus comienzos ha cumplido con una doble función social: por un lado, la de proporcionar leche sana y de calidad, y por otro lado, la de convertirse en una fuente de ingresos fijos mensuales para los cientos de familias rurales que vinculan su actividad ganadera a esta gran empresa.

A pesar de la situación en que el sector lácteo está inmerso, Gaza ocupa el puesto número 11 a nivel nacional, en la facturación gracias a su apuesta decidida por la creatividad y la innovación: el saneamiento ganadero, la aplicación de frío en las granjas, el transporte isotérmico, el pago por calidad bacteriológica y células somáticas, los nuevos envases, formatos y variedades que el mercado va demandando, destacando su yogur, cuajada o postres hechos a base de leche de oveja que ha distribuido con éxito por toda España.

Su posición en el mercado nacional va ganando enteros, al tiempo que es más fuerte su vinculación a la provincia zamorana, con una facturación anual de veintidós millones de euros, agrupa 60 explotaciones ganaderas de Zamora en las que recoge diariamente 100.000 litros de leche de vaca y 7.500 de oveja y cabra. Esas explotaciones trabajan guiadas por la hoja de ruta de Gaza, su “Plan Gaza de Aseguramiento de la Calidad”. Un Plan que garantiza la calidad de la leche, el bienestar de los animales y el respeto por el medio ambiente, ofreciendo así al mercado nacional, la única leche española certificada en granja.

Y particularmente señero es para el sector cárnico de Salamanca, y de toda la Comunidad, el trabajo que Julián Martín, S.A. desarrolla en Guijuelo y que le ha valido para alcanzar este año el Premio a la Iniciativa en la Empresa Agraria. En 1933, Julián Martín García comienza su actividad chacinera en Guijuelo, zona de España tradicionalmente conocida por la elaboración de productos de cerdo ibérico. Un sector, el del cerdo ibérico netamente diferenciado del resto del sector cárnico por las condiciones especiales de cría y cebo que requiere la materia prima con la que se trabaja.

Esta empresa de ámbito familiar, desarrolla la actividad que le ha llevado a conseguir el premio, en el núcleo de la elaboración y curación de los productos obtenidos del cerdo más importante de España, Guijuelo, donde se concentra el 70% de la producción nacional.
De su apuesta decidida por este sector, es fiel reflejo el dimensionamiento de sus instalaciones fabriles. Los números hablan por sí solos: a su explotación porcina, se unen 50.000 cabezas de producción propia sobre las que mantiene un estricto control genético, de alimentación y sanidad, resultado de sus acuerdos con COBADU; una moderna fábrica de embutidos dotada de las más innovadoras aplicaciones tecnológicas que le permiten obtener una producción de 2,8 millones de Kg. de carne anuales (unos 800 Kg. diarios); más de 18.000 m2 dedicados a la salazón y secado natural de jamones y paletas, un matadero en Reguengos de Monsaraz (Portugal) con una capacidad de sacrificio y despiece de 1000 cerdos diarios que da trabajo a una media de 50 personas.

Finalmente, resaltar el dinamismo de esta empresa salmantina en su preocupación por una producción diferenciada presentando los productos elaborados en formato libre servicio  a lo que se une su inquietud por incorporar las últimas tecnologías a su proceso productivo, por un lado, una nueva estrategia de selección para aumentar los estándares de calidad y uniformidad de los productos curados de cerdo ibérico, basada en el estudio de diferentes marcadores moleculares que permite alcanzar la mejora genética de los animales. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de diversas Instituciones nacionales y regionales.

Noticias recientes

La “Educación Rural en la Calle” llega a la Guareña

La Diputación pondrá en marcha un programa de "Educación Rural en la Calle", en la Guareña La presidenta de la…

18 horas hace

La Diputación destina 200.000 euros al deporte base

La Junta de Gobierno aprueba las bases de las subvenciones a clubes deportivos por valor de 200.000 € La Junta…

18 horas hace

Junta y Diputación apuestan por los Huertos Escolares ecológicos

La Diputación de Zamora retoma el programa de Huertos Escolares ecológicos en la provincia con ayudas de la Junta Acogiéndose…

18 horas hace

China se convierte en uno de los principales destinos de las exportaciones zamoranas

Diputación y Cámara de Comercio renuevan el convenio para fomentar la internacionalización de las empresas zamoranas Diputación de Zamora y…

18 horas hace

El futuro del campo en Zamora pasa por los cultivos ecológicos

Los expertos en el cultivo de pequeños frutos ven potencial a la comercialización en ecológico La jornada sobre el cultivo…

18 horas hace

La Diputación de Zamora dará empleo a 650 personas a través de los planes de empleo

La Mesa de Diálogo Social valora positivamente los planes de empleo de la Diputación que con 2,5 millones de €…

19 horas hace