El próximo domingo 24 de enero la Iglesia celebra el día de la Infancia Misionera, dirigiendo la mirada de los niños al continente africano. Con este motivo, la Delegación Diocesana de Misiones de Zamora ha organizado una proyección de cine infantil y un rastrillo misionero que tendrán lugar a lo largo del fin de semana.

Diocesis de ZamoraComo viene siendo tradicional, enero es el mes escogido por las Obras Misionales Pontificias (OMP), el organismo vaticano dedicado a las misiones, para celebrar el día de la Infancia Misionera, una de las jornadas anuales que sirven para concienciar a los fieles católicos y a toda la población sobre la importancia de la labor de los misioneros en tantos lugares del mundo, y para recaudar fondos para su sostenimiento.

En la Diócesis de Zamora, esta jornada eclesial está más orientada a los centros de enseñanza, pues se da el protagonismo a los niños. Por eso la agenda de Luis Zurrón, misionero del Verbo Divino y responsable de la Delegación Diocesana de Misiones, estos días está más repleta que nunca. Ha recorrido muchos colegios para difundir el material de la campaña de este año, que lleva por lema “Con los niños de África… encontramos a Jesús”.

Además de la sensibilización en los colegios y en las parroquias (sobre todo mediante la catequesis infantil), y de la colecta en la eucaristía del domingo, la Delegación Diocesana de Misiones ha organizado, al igual que en los años anteriores, dos actividades abiertas al público.

La primera convocatoria es la del cine infantil. Los Cines Valderaduey acogerán el próximo sábado 23 de enero dos proyecciones de la película El lince perseguido, a las 10,15 y a las 12,15 horas. El donativo solicitado por la entrada, de 2,50 euros, irá destinado a las misiones.

Por otro lado, se vuelve a realizar el rastrillo misionero, que pondrá a la venta objetos de artesanía peruana. Se podrá visitar en el Colegio Arias Gonzalo el sábado y el domingo, con un amplio horario: de 9 a 14 y de 16 a 21 horas.

En esta jornada los niños expresan valores que van interiorizando, como que ellos también son cristianos y misioneros, y que su “granito de arena” es importante para anunciar el Evangelio y construir un mundo mejor para todos. Este año la mirada se dirige a las misiones de África, y también para este continente irá dirigido el dinero recaudado.

Como indica Luis Zurrón, la finalidad de esta jornada es “ayudarnos a todos a recordar la importante labor de los niños a favor de los niños del mundo, y a plantar en ellos la ilusión por todo lo misionero desde sus primeros años. Muchas vocaciones misioneras y religiosas han surgido justamente de estos primeros encuentros con las campañas del Domund o de la Santa Infancia”.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.