El 82,3% de los que solicitaron un préstamo tuvo problemas para lograrlo. Al 21,3%, le fue denegada la financiación.

El 21,34 por ciento de las pymes que intentó conseguir financiación externa en febrero pasado no lo consiguió, según una encuesta de las Cámaras de Comercio, que en enero situaba este porcentaje en el 17 por ciento. Según la encuesta, en la que participan 1,66 millones de empresas, en el segundo mes del año el 82 por ciento de las pequeñas y medianas empresas -1,362 millones- pidió créditos. De éstas, el 82,3 por ciento -1,12 millones- tuvo problemas para lograr financiación, frente al 80 por ciento de enero, en tanto que a 214.000, el 21,3 por ciento, le fue denegada.

El 34 por ciento de las encuestadas asegura que ha paralizado proyectos de inversión por los problemas de financiación, frente al 24 por ciento de enero, y el 33 por ciento de las empresas que logró un préstamo obtuvo menos dinero del solicitado.

Por otra parte, el 34,5 por ciento tuvo dificultades para renovar la financiación que tenía con su entidad habitual y el 3,8 por ciento recurrió a sociedades de garantía recíproca, porcentajes que en enero eran del 24 y del 2,5 por ciento, respectivamente.

Según las pymes que han acudido a entidades financieras en los tres últimos meses, han aumentado los costes de financiación, tanto en lo que respecta a los tipos de interés como a los gastos de tramitación y comisiones, de forma que en febrero el 79,5 por ciento sufrió un encarecimiento, frente al 62 por ciento de enero.

Por contra, ha disminuido el porcentaje de firmas que señala que se ha reducido el volumen de financiación ofrecido, del 59 al 37 por ciento, así como el de las que apuntan a un aumento del tiempo de tramitación -del 61 al 57 por ciento- y el de las que creen que se han subido los avales o garantías -del 70,5 al
65 por ciento-.

La financiación de circulante se mantiene como la principal necesidad de las pymes, mientras que aumenta el porcentaje de compañías que requiere financiación ajena para refinanciar su deuda. La encuesta revela también un aumento de las pymes que habiendo pedido financiación sufre retrasos en los pagos de sus clientes, que pasa del 79 por ciento de enero al 81,8 por ciento en febrero.

La Administración Pública es el cliente habitual para alrededor del 20 por ciento de las pymes y el 82,2 por ciento de éstas tiene problemas para cobrar, con retrasos superiores a los tres meses para el 75 por ciento.

En febrero, el 22,8 por ciento de las pymes demandantes de recursos solicitó líneas del Instituto de Crédito Oficial, y de éstas el 75 por ciento encontró dificultades para lograr un préstamo, cifras similares a las de enero

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.