Consejo de Gobierno ha declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica las Antiguas Tenerías del Arrabal de San Segundo ubicadas en Ávila. Asimismo, también se ha delimitado un entorno de protección teniendo en cuenta el muro perimetral que rodea la zona. En las excavaciones llevadas a cabo han aflorado restos en muy buen estado de conservación de una treintena de tinas de madera, cerámica y de obra, así como atarjeas -conducciones de agua realizadas en ladrillo-, restos de calles, estancias y piletas utilizadas en el proceso de curtido de pieles.

Las Antiguas Tenerías del Arrabal de San Segundo, ubicadas en los extramuros de la ciudad de Ávila, en el margen derecho del río Adaja, constituyen un singular y relevante ejemplo de complejo artesanal dedicado al curtido de las pieles que estuvo en funcionamiento entre los siglos XIV y XVIII. Del conjunto de los restos, las tinajas se encuentran aún enteras, así como las piletas e incluso el pavimento de las estancias y el empedrado de lo que podría ser una calle de la época. Las tenerías, de origen medieval, se dedicaban al curtido de las pieles y hasta la expulsión de los judíos de España en el siglo XV, estaban regentadas por éstos. Mantuvieron su actividad durante tres siglos, hasta mediados o finales del siglo XVII, coincidiendo con una etapa de crisis económica en España que afectó a la producción industrial.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.